La Sumisión de un Conspirador. Reseña del libro: Creación y Caída/Tentación

La Sumisión de un Conspirador. Reseña del libro: Creación y Caída/Tentación

Por Priscila Fonseca

Para entender la teología de Bonhoeffer, tenemos que adentrarnos a su vida. Una vida en persecución por la Gestapo, una vida que termina en el campo de concentración de Flussenbürg, una vida que camina en oración hacia la horca, una vida con Cristo en el centro.

Este pequeño libro está centrado en dos estudios Bíblicos, el de la creación y caída; y el de la tentación. Para poder sumergirnos en las profundidades de sus letras, Bonhoeffer comienza con una introducción filosófica que remonta al apasionado pensamiento del individuo desde su creación. Un pensamiento circular donde comienza el inicio y nuestro pensamiento llega a su fin. Un pensamiento donde no se puede hablar del inicio sin el fin, donde el fin es el nuevo comienzo en Jesús. El hombre ya no vive en el inicio, lo ha perdido en el árbol del conocimiento del bien y del mal, ahora, dice Boenhoeffer, el hombre está al centro, sin conocer el inicio ni el fin.

Este capítulo filosófico puede ser un poco difícil de digerir, pero vale la pena re-leerlo cuantas veces sea necesario para comprenderlo ya que a partir de este momento estaremos inmersos en la filosofía del estudio de Génesis.

Bonhoeffer nos regala un estudio exhaustivo de la creación día por día, pero yo me detendré un poco en la creación del hombre. Donde toda creación ha permanecido a los pies del Creador, pero es hasta que hace al hombre, que se encuentra reflejado en él. Pero, no es su imagen, tiene vida pero permanece muerto, determinado. Así que para darle vida, Dios, además de darle el Espíritu de vida, le da libertad. De esta manera su creación en libertad le brinda alabanza y adoración y es entonces cuando realmente está vivo.

Así avanzamos por los capítulos hasta llegar al estudio de la caída. Estas páginas se encargan de demostrar que el árbol del conocimiento es el árbol de la muerte y el dolor producido por el placer de comer el fruto de éste árbol es inminente. Y aún así, la serpiente fue demasiado sutil que entró de lleno al orgullo de Eva.

Desde este momento, los límites que eran amados por la creación, y que no eran transgredidos por amor, ahora están violentados. Y el amor que los hacía una sola carne, ahora está fragmentado, ocasionando que sientan vergüenza al verse desnudos.

Para el hombre no es suficiente ésta caída, así que ahora trata de huir. A este intento de escapatoria de Dios, se le llama conciencia.

Me gustaría advertirles, queridos lectores, que a partir de aquí, estamos expuestos a la auto-confrontación. El siguiente estudio es sobre la tentación y se titula “No nos dejes caer en tentación”.

El hombre natural gusta de regodearse de su triunfo sobre la aventura y del encuentro con el enemigo. Gusta de vivir pensando: “Llévame a la tentación para demostrar lo bueno que hay en mí”.  Pero esa batalla solamente la ha ganado quien ya ha vencido a la muerte.

Aquél que le enseñó a sus discípulos a orar “no nos dejes caer en tentación”, es quien sabía lo que la tentación significaba. Ya que fue él, Jesucristo, quien venció toda tentación que el enemigo pudo ofrecer.

En estos capítulos finales se analizarán las dos tentaciones que son mencionadas en la Biblia, aquellas que le fueron ofrecidas a Adán y aquellas que fueron ofrecidas a Cristo. Y ya sea que seamos tentados en Adán o tentados en Cristo, Bonhoeffer nos dará una sublime narración sobre estos dos acercamientos. Si somos tentados y caemos, ha sido producto de la naturaleza de Adán, pero si vencemos esa provocación, es porque es Cristo quien ha salido triunfante, no nosotros.

Para finalizar el estudio, Bonhoeffer analiza cada punto de las diferentes proposiciones que Satanás usa para tentar a Jesús en el desierto. Así que para entonces, podremos tener una idea más clara y un total acercamiento a lo que en verdad representaban dichas tentaciones. Este lado humano de Jesús, que pocas veces es mencionado, es merecedor de toda exaltación, ya que una vez que comprendemos lo fuerte de cada una de estas tentaciones, podremos entender su verdadera naturaleza humana, y por ende, una mayor alabanza a Su grandeza para vencer a la serpiente y conquistar la muerte.

En palabras de Dietrich:

“Toda tentación es tentación de Jesucristo y toda victoria, es victoria de Jesucristo”.

Podremos estar atravesando momentos de gran tribulación, pero es en esta tribulación e incluso soledad que vamos a encontrar a Jesús para salir victoriosos. Y ¿quién sabe? Tal vez tengamos la fortaleza que Dietrich Bonhoeffer encontró en Jesús para poder caminar sumisos a Cristo por el pasillo que nos lleva a nuestra muerte.

¿Existía Nazaret en el Siglo I?

¿Existía Nazaret en el Siglo I?

Por Chris Du-Pond


La existencia de Jesús de Nazaret es tan indiscutible como la existencia de Julio Cesar o la destrucción de Jerusalén en el año 70. Existen demasiadas fuentes de su vida:

Más aún, no hay un solo erudito serio, con doctorado(s) de alguna universidad acreditada y que enseñe en tal universidad que afirme que Jesús no existió. La excepción posible (aunque ninguno de los dos enseña en universidades) son Robert Price y Richard Carrier. Sin embargo, estos son dos (que pocos toman en serio) de entre unas 3400 fuentes y eruditos investigados por el Dr. Gary Habermas que afirman que Jesús existió, incluyendo ateos, agnósticos, judíos y creyentes. Aquí comparto una muestra.

A pesar de todo esto, el mitismo; es decir, la idea de que Jesús no existió, sigue siendo popular en círculos ateos populistas y en redes sociales.

Estos mismos que niegan que Jesús existió se ven obligados a tener que borrar otras pistas que apuntan a su existencia. Por ejemplo, si Jesús creció en Nazaret uno esperaría que Nazaret no exista en el siglo 1. Eso es precisamente lo que muchos ateos en Internet afirman: Jesús no existió en el siglo I. “Todo es parte del mito”, dicen ellos…

¿Pero es esto cierto? Desde luego que aquí también se equivocan. No sólo hay muchísima evidencia de la existencia de Jesús sino que tenemos evidencia arqueológica de la existencia del pueblo de Nazaret que data del siglo I.

Aquí me voy a enfocar, no en lo que dicen los creyentes, sino en lo que dice un agnóstico con tendencias al ateísmo llamado Bart Erhman y otro agnóstico español llamado Antonio Piñero. Estos hombres están más en el bando ateo y para nada tienen interés religioso en el tema sino histórico.

Esto es lo que concluye Piñero:

Nazaret estuvo habitada desde el neolítico. Hasta hace poco, del siglo I sólo había restos arqueológicos de una suerte de alquería con un lagar o una prensa de vino, de aproximadamente el 50 a.C. o d.C. Últimamente, como ha hecho notar la prensa se ha descubierto una casa tallada parte en la roca y parte al aire libre, del siglo I d.C. Que fuera la casa de Jesús es otra cosa, e improbable. Pero parece haber restos, pues, del siglo I d.C.1

Piñero luego afirma que es difícil de creer que los cuatro evangelistas se hayan inventado el nombre de Nazaret para el nacimiento del mesías.

De manera similar, Ehrman afirma que muchos mitistas se basan en los argumentos de René Salm quien ha dedicado un libro completo a argumentar por la inexistencia de Nazaret.

Sin embargo, Salm va en contra de la evidencia más reciente y él mismo no es arqueólogo. Ciertamente Salm nunca ha trabajado en los sitios arqueológicos de Nazareth y arqueólogos serios que han trabajado en la zona han dado revisiones muy negativas del trabajo y del libro de Salm como por ejemplo Ken Dark, director del Proyecto Arqueológico Nazaret.

Entre otras cosas, Dark menciona que

“no hay evidencia alguna de que Salm tenga las credenciales o experiencia de campo en arqueología”.

Dark muestra que Salm no ha entendido ni la hidrología, ni la topografía de Nazaret e indica que el pueblo pudo haber estado situado en los riscos de manera similar a otros pueblos cercanos como Khirbet Kana. La conclusión de Darl es decisiva:

“A pesar de las apariencias iniciales el libro de Slim no es un estudio bien informado ya que ignora mucha e importante evidencia publicada con relevancia directa. Su premisa básica es errara, y sus razonamientos frecuentemente  débiles y pintados con sus prejuicios. En su totalidad el argumento es insostenible dada la evidencia arqueológica”.

No sólo hay evidencia en Nazaret de una prensa de vino del siglo primero que yo mismo (Chris Du-Pond) visité en persona en Marzo del 2018. Hay un museo en Nazaret con evidencia contundente como lo es el fechado por medio de fragmentos de vasijas de cerámica de la época.

Prensa de Vino en Nazaret. Siglo 1.

Un año después de la publicación de libro de Salm, se descubrió en Nazaret una casa de la misma época de Jesús. La arqueóloga principal de este hallazgo fue Yardena Alexandre del ministerio de Antigüedades Autoritarias de Israel quien ha confirmado la existencia y fechado de tal casa labrada en la roca de las colinas de Nazaret. Hay fragmentos de barro que la sitúan entre los años 100 A.C. y 100 D.C. Es decir: la época en que vivió Jesús.

Los arqueólogos de la zona concluyen que Nazaret era un pueblo fuera de las rutas principales formado por unas 50 casas-habitación  en un terreno de unos cuatro acres (16,000 metros cuadrados) sin vital importancia en el gran contexto del imperio romano del siglo I, poblado por Judíos de clase modesta. Sin embargo, el mismo Ehrman concluye:

Jesús realmente vino de este lugar como testifican múltiples fuentes.2

No hay razón alguna para dudar que Nazaret ya existía en el siglo 1. La evidencia es contundente.

 

 

  1. Blog Personal de Antonio Piñero
  2. Blog Personal de Bart Ehrman

Respuestas Cortas 28: “El Cristianismo es un Invento para Tontos, etc”.

Respuestas Cortas 28: “El Cristianismo es un Invento para Tontos, etc”.

Respondiendo a Malas objeciones de los Ateos.

Como cristiano, yo tomo al ateísmo y los argumentos de mis amigos ateos seriamente. Desafortunadamente lo contrario no siempre sucede. En esta ocasión voy a contestar a un mensaje que fue enviado a una persona que me sigue por redes sociales y ha pedido saber cómo es que yo respondería a estas objeciones. A continuación en NEGRO el mensaje original y en AZUL mis respuestas.

ATEO: Interesante comentario, pero creo que es al revés, yo no culparía a tu “Dios” por mis errores, me culparía a mi mismo y como sea siempre buscaría la forma de solucionarlos, a diferencia de los creyentes, siempre he pensado que los creyentes son débiles mentales, porque necesitan la figura de un ser superior y todo poderoso para sentirse mejor consigo mismos y la prueba está es que cada vez que obran mal, buscan reivindicarse para recibir el perdón de su “Dios”.

CDUPOND: El comentariosiempre he pensado que los creyentes son débiles mentales” es una falacia llamada ad hominem. Es un ataque personal que de ninguna manera confirma o disminuye la evidencia a favor de la existencia de Dios. En particular, muchos de los grandes científicos de la historia han sido creyentes. Entre ellos tenemos a Copérnico, Francis Bacon, Kepler, Galileo, Descartes, Pascal, Newton, Boyle, Faraday, Mendeñ Kelvin, Planck, Francis Collins, Lise Meitner, Andrew Pinsent, Stanley Jaki, Arthur Compton, etc, etc. Si estos personajes son “débiles mentales” entonces tenemos problemas mayores. Me viene a la mente Stephen Hawking (científico ateo) que decía que el Cristianismo es un cuento inventado para aquellos con miedo a la oscuridad, a lo que el Dr. John Lennox (Científico cristiano de Oxford) contestó que más bien el ateísmo es un cuento inventado por aquellos que tienen miedo a la luz.

El Escrito sigue:porque necesitan la figura de un ser superior y todo poderoso para sentirse mejor consigo mismos y la prueba está es que cada vez que obran mal, buscan reivindicarse para recibir el perdón de su “Dios””.

CDUPOND: Aquí esta persona no ha entendido el cristianismo (esto en lógica se llama falacia del hombre de paja). En términos simples, el verdadero cristiano no busca a Dios para sentirse mejor. Busca a Dios porque reconoce su condición caída e inadecuada y reconoce su impotencia para salvarse a sí mismo. La Biblia dice que si aborreces a tu hermano eres un homicida o que si ves a una mujer para codiciarla ya has adulterado. Así que ningún hombre ha llegado a la pubertad sin ser un asesino-adúltero. Esto es, más bien, lo que la mayoría de los ateos temen, tener que pedir perdón a Dios porque saben que no dan el ancho. Jesús no vino para hacer que la gente se sienta mejor consigo misma. Vino a dar vida a gente muerta.  

¿En verdad crees que resulta más lógico ser creyente que ser ateo?

CDUPOND: Absolutamente. De lo mismo he hablado en mucho detalle en la serie, por qué no soy. Específicamente, por qué no soy ateo.

Creo que es absurdo y de estúpidos creer en un “Dios” que lo puede todo pero que no logra hacerse presente y estoy de acuerdo cuando dices que “Dios” no es un mago que concede deseos, ya que su poder es imposible de comprobar, al igual que su propia existencia y esas frases sobre que “Dios” está presente en la risa de los niños y en el viento que sopla las hojas de los árboles son puras estupideces.

CDUPOND: De nuevo, decir que es de estúpidos creer en Dios no es más que un ad hominem. Aquí un problema de los ateos es el estándar que ponen de “prueba” o “evidencia”.
Me recuerda a Parsons en su debate con el Dr. Craig. Muchos ateos han puesto un estándar tan alto a la evidencia que es claro que ninguna evidencia les convencería. No están abiertos al argumento cosmológico Kalam, o al argumento de contingencia de Leibniz, o al argumento ontológico, o al argumento del ajuste fino del universo, o al argumento moral, o al argumento de la resurrección ni a ningún otro argumento sino que se limitan a repetir que “no hay evidencia”.

Estoy convencido de que ese “Dios” del que tanto hablan y al que tanto adoran no existe y al igual que la religión, no son más que inventos del mismo ser humano para controlar a las grandes masas, es más fácil controlar y reprimir cuando se infunde el miedo, en éste caso, hablamos del miedo a ser repudiados por ese “amoroso Dios”, por recibir “la salvación eterna” o por alcanzar un lugar en el paraíso.

CDUPOND: Si está tan convencido me gustaría de ver cuál es la evidencia que lo ha convencido de que no existe Dios. Por otro lado, estoy de acuerdo en que muchas religiones son inventos y de eso he enseñado, pero el que haya moneda falsa no significa que no exista la moneda auténtica. En lo personal he analizado las mayores religiones del mundo, y otros como el Dr. Habermas lo han hecho también y hemos concluido que la única religión con sustento y evidencia de su veracidad es el Cristianismo, dada la evidencia de la resurrección de Jesús. Ni Pablo ni los apóstoles estuvieron dispuestos a sufrir y morir por controlar a las masas ni por miedo a ser castigados ni por obtener poder. Uno no puede ejercer dominio o poder mientras está muerto. El hombre debe buscar a Dios porque en Él estamos completos.

Quisiera decir que me gustaría ver sus expresiones cuando mueran y vean que nada de eso es real, que ningún ser todo poderoso los estará esperando con los brazos abiertos, admito que disfrutaría mucho ver sus expresiones de decepción, pero tampoco es posible, creo firmemente en que el día que mueran, no serán más que comida para los gusanos, pero como ya lo dije, hay que ser tan imbéciles y débiles mentales para creer en un ser todo poderoso que venga en su rescate.

CDUPOND: Creo que ya he contestado esto. Más ad hominems sin argumentos. Lo curioso aquí será ver la cara del ateo, que a diferencia del muerto, sí podrá darse cuenta de su error y estará esperando su justo juicio de parte de Dios. Habrá que ver quien será el “imbécil y débil mental” (usando las palabras del ateo) en tal momento.

Por último, mencioné que la figura de “Dios” y la misma religión son un invento del ser humano para controlar a otros seres humanos infundiendo miedo; en la antigüedad, si cuestionaban la existencia de “Dios”, eran considerados “herejes”, ¿conocen el significado real de ésta palabra?

CDUPOND: Ni Jesús ni los apóstoles tenían el propósito de controlar a las masas y si va a decir que Jesús no existió, esta sería mi repuesta.

Hereje proviene del griego “HAIRETIKÓS” que significa “EL QUE ES LIBRE DE ELEGIR”, pero la iglesia se encargó de hacer ver ésta palabra como algo verdaderamente malo, transformandola en un insulto para ellos, ésta es solo una prueba de cómo la iglesia se ha encargado de infundir miedo y así mismo de manipular a la humanidad, aún en la actualidad, por qué si dudas, eres un hereje y como la iglesia dice que ser un hereje es algo malo, entonces nadie quiere hacer algo que represente maldad.

CDUPOND: De hecho la palabra Herejía existe mucho antes de que existiera la iglesia (el Nuevo Testamento ya la usa antes de la fundación original de la iglesia. Ver Hch 5:17; Hch 15:5; Hch 24:5, Hch 24:14, «herejía» en este vers., RV, RVR; VM: «secta»; Hch 26:5; Hch 28:22); «disensiones» en 1Co_11:19 ), así que esto no es un invento de la iglesia sino de los griegos y fue usado para designar el uso ilícito de la libertad para creer cosas falsas y para causar divisón entre otras acepciones. La definición dada no es única. Irónicamente, si hacemos uso correcto de la palabra, y si el ateísmo es falso, entonces los griegos antiguos habrían considerado el ateísmo como una herejía y a los ateos como herejes por creer algo falso para lo cual no hay evidencia sólida.

Yo puedo decir que soy un hereje, por qué soy libre de elegir como vivir mi vida y siempre elegiré no creer en su inexistente “Dios”, ¿por qué? porque simplemente no lo necesito.

CDUPOND: Aquí es donde el ateísmo cae víctima de su propia arrogancia, ya que si el ateísmo materialista es verdad, entonces el ateo no es “libre” de elegir nada porque su cerebro no es más que una masa compleja de químicos que responden a impulsos eléctricos gobernados por las leyes de la naturaleza. ¿Cómo puede haber voluntad libre en esta postura?

Aquí mi limito a usar el argumento del libre pensador de mi amigo Tim Stratton:

  1. Si el naturalismo es verdad, el alma-mente inmaterial humana no existe.
  2. Si el alma-mente no existe, el libre albedrío libertario no existe.
  3. Si el libre albedrío libertario no existe, la racionalidad y el conocimiento no existen.
  4. La racionalidad y el conocimiento existen
  5. Por lo tanto, el libre albedrío libertario existe.
  6. Por lo tanto, el alma existe.
  7. Por lo tanto, el naturalismo es falso.
  8. La mejor explicación para la existencia del alma es Dios.

Este es un argumento válido la forma:

  • N → ¬ A
  • ¬ A → ¬ LAL
  • ¬ LAL → ¬ R & ¬ C
  • R & C
  • R & C → LAL
  • LAL → A
  • A → ¬ N

Para ver en uso este argumento, ver mi debate acerca de la información.

Repito: si el ateísmo material es verdad, entonces el ateo no es libre de nada.

En resumen. Estos argumentos ateos no son argumentos, son esfuerzos fallidos llenos de falacias e insultos destinados a hacer pensar que los cristianos creemos en Dios por ser tontos cuando que es todo lo contrario. El Cristianismo es la posición más razonable y, a diferencia del ateo que no ha dado evidencia de la inexistencia de Dios, tenemos los cristianos muchas razones para permanecer en nuestra creencia en Dios como Creador y en su Hijo Jesucristo.

 

EL AMOR DE SPURGEON. Reseña de Libro: SOLAMENTE POR GRACIA

Reseña de Libro: SOLAMENTE POR GRACIA


El Amor de Spurgeon

Por Priscila Fonseca

 El libro se titula “Solamente por Gracia” y algo que nos va a llenar desde la primera, hasta la última página de este libro, es el claro amor que Spurgeon tenía hacia el prójimo y sobre todo hacia Dios.

Ya desde el índice, nos encontramos con una sección titulada “Para Ti”. Una bella dedicatoria para los no creyentes, hablándoles de la intención de llevarlos a un camino de paz, un camino trazado para todo aquel que decide creer en Dios.

          No creo que llamarlo el “Príncipe de los Predicadores” sea mero halago. Si llevó tantas almas a Cristo fue porque tenía un claro don de predicación y esto lo plasmaba en cada libro que publicaba.

          Una manera en que podemos identificar el sello de Charles en este pequeño libro, es que está escrito como si fueran discursos breves. De esta manera nos introduce al concepto de justificación que obtenemos por gracia. Y no es el arquetipo de justificación humana, sino la justificación de los impíos, que solo Dios nos puede ofrecer.

          Spurgeon quiere que el libro sea claro para las personas incrédulas, para aquellos que aun viven en pecado y son completamente ignorantes de sus consecuencias. Spurgeon le habla al pecador, cómo Cristo nos mostró que debemos amar a nuestros enemigos. ¿De qué otra manera queremos llevar a las personas a una convicción real de sus pecados? ¿A “bibliazos”? No, debemos utilizar nuestra Biblia para llevarlos en amor a la entrega genuina a Cristo. Y para lograrlo, éste pequeño libro nos va a ayudar muchísimo.

          Dentro de sus capítulos, podemos encontrar que Jesús vino a quitar el pecado de tres maneras; vino a salvar de la culpa del pecado,  del poder del pecado, y de la presencia del pecado. Interesante saberlo ¿verdad? Este capítulo los va a deleitar, mientras aborda el tema de la “Salvación de Pecar” (pg. 35).

          ¡Pero, espera Charles! ¿No estás olvidando algo importante para iniciar una conversión hacia Cristo? No, Spurgeon tiene claro el orden de su guía para llevar al lector a una profunda comprensión de lo que se necesita para llegar a Jesús y lo aborda en el capítulo 6: La Fe.

¿Qué es la fe? ¿No son las cosas más sencillas de aplicar, las más difíciles de explicar? Yo creo que sí. Pero a nuestro autor esto no le representa un gran desafío, ya que pacientemente nos va describiendo el conocimiento, la creencia y la confianza que se necesitan para experimentar la fe. Nos lleva desde versículos de Salmos hasta Romanos para explicar detalladamente qué es la fe y cómo vivirla. Porque de nada sirve un entendimiento de la fe si no la ponemos en práctica.

Bien, ya tengo fe. ¿Ahora qué, maestro? El paso siguiente nos lleva a la deidad de Jesucristo. Considero que es uno de los temas más sensibles a tocar cuando evangelizamos, porque podemos caer en el error de humanizarlo demasiado o de retratarlo como un dios completamente distante. Los dejo con un pequeño párrafo introductorio que encontramos en el capítulo sobre Jesús:

“No se te pide que creas en un Cristo muerto, sino en un Redentor que murió por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación. Así es que puedes acudir a Jesús en seguida como a un amigo vivo y presente.”

 ¿Quién querría dejar escapar la oportunidad de tener esta amistad con Dios?

          Nos vamos acercando al final de esta joya literaria. Sin embargo, el autor nos ha dado todos los pasos para reconocernos pecadores,  reconocer la necesidad de un Salvador y para cerrar con broche de oro, no nos deja a la deriva; sino que nos brinda un par de capítulos más para guiarnos a la perseverancia de los santos, a mantenernos gozosos en el camino angosto y recto.

          Spurgeon no nos deja voltear la última página sin antes preguntarnos a la cara y sin rodeos: “¿Por qué quieres morir?” Teniendo al alcance la salvación, muchas personas deciden no tomarla y esto claramente le preocupa a Spurgeon.

          En cambio, para aquellas personas que sí decidieron tomar ésta oportunidad de salvación, les deja un mensaje que a mí se me quedó grabado en lo más profundo y con esas mismas palabras me despido: ¡Adiós! Mas no para siempre: te encargo: ¡Encuéntrame en el cielo!

Génesis 6: Los Hijos de Dios y los Nephilim

Génesis 6: Los Hijos de Dios y los Nephilim


Sin duda hay pasajes difíciles en la escritura. Pasajes que dan pie a la especulación e incluso a teorías alienígenas dignas de los peores programas de ciencia ficción que tristemente se han filtrado a la televisión gracias a canales que antes eran serios pero que se han desviado de la realidad (gracias History Channel).

Uno de tales pasajes es el inicio de Génesis 6:

1 Aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la superficie de la tierra, y les nacieron hijas, 2  los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban. 3  Entonces el SEÑOR dijo: “Mi Espíritu no luchará para siempre con el hombre, porque ciertamente él es carne. Serán, pues, sus días 120 años.” Había gigantes (Nephilim) en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron hijos. Estos son los héroes (valientes) de la antigüedad, hombres de renombre.

Aquí hay dos términos complicados que hay que entender lo mejor posible, en su contexto, para poder interpretar el pasaje lo mejor posible. El primero es “Hijos de Dios” y el segundo es “Nephilim” (traducido como gigantes).

Mucho se ha especulado de esto y los teólogos tienen diversas opiniones al respecto. Yo sostengo que no todas las interpretaciones son correctas y aquí trataré de explicar lo que creo que es el punto central del pasaje y su interpretación correcta.

El inicio de Génesis 6 es una descripción del aumento en la corrupción humana lo cual fue la razón por la que Dios decide mandar un diluvio. Ese es el contexto inmediato.

En su contexto más general, este pasaje tiene su raíz en Génesis 4. Génesis 4 describe la corrupción de Caín, el asesinato de Abel, la maldición sobre Caín y en nacimiento de Set. El capítulo 4 concluye así:

23 Lamec dijo a sus mujeres: “Ada y Zila, oigan mi voz; Mujeres de Lamec, Presten oído a mis palabras, Pues he dado muerte a un hombre por haberme herido, Y a un muchacho por haberme pegado. “Si siete veces es vengado Caín, Entonces Lamec lo será setenta veces siete.” Adán se unió otra vez a su mujer; y ella dio a luz un hijo y le puso por nombre Set, porque, dijo ella: “Dios me ha dado otro hijo en lugar de Abel, pues Caín lo mató.” A Set le nació también un hijo y le puso por nombre Enós. Por ese tiempo comenzaron los hombres a invocar el nombre del SEÑOR.

Notemos que Lamec era descendiente de Caín, la raíz corrupta de la humanidad. Su raíz se caracterizó por ser próspera en las artes y en los negocios (las cosas del mundo) mientras que la raíz de Set invocó a Dios:

Lamec tomó para sí dos mujeres. El nombre de una era Ada, y el nombre de la otra, Zila.  Y Ada dio a luz a Jabal, el cual fue padre de los que habitan en tiendas y tienen ganado. Su hermano se llamaba Jubal, el cual fue padre de todos los que tocan la lira y la flauta. Zila a su vez dio a luz a Tubal Caín, forjador de todo utensilio de bronce y de hierro. Gen 4:19-22 

Así que en el capítulo 4 tenemos a la corrupta descendencia de Caín que se dedica a las cosas del mundo y en contraste, el final del capítulo nos dice que Set tuvo un hijo llamado Enós y que en ese tiempo los hombres comenzaron a invocar el nombre del SEÑOR.

Conclusión hasta aquí: Los descendientes de Caín son la raíz corrupta y mundana de la tierra y la descendencia de Set es la simiente que invoca el nombre del Señor.

En el capítulo 5 tenemos, en su mayoría, la genealogía de Adán enfocándose en la línea genealógica de Set. Curiosamente tenemos en esta línea a Enoc,  que “anduvo con Dios” y que “desapareció porque Dios se lo llevó”. Sin duda un hombre piadoso y justo. Esto enfatiza la linea piadosa de Set.

La línea de Set culmina con Noé.

Es aquí donde entra el Capítulo 6.

Hasta aquí tenemos que 1) Hay una línea humana “corrupta” que desciende de Caín y una línea que desciende de Set. Uno podría pensar que la línea de Set se había mantenido pura invocando el nombre de Dios como dice el final del capítulo 4, pero esta línea termina también corrompiéndose.  Esa explicación, a mi parecer, es lo que nos dice el inicio de Génesis 6.

Veamos:

Aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la superficie de la tierra, y les nacieron hijas, los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban. Gen 6:1-2

Desde Génesis 4 tenemos la distinción entre 2 lineas humanas: la línea de Caín y la de Set. Me parece que esa distinción se debe considerar para entender quiénes son aquí los “hombres” y los “hijos de Dios”.

Recordemos que originalmente no había divisiones de versículos ni capítulos en la Biblia. Esto es un invento medieval. Útil, pero un invento. Cuando quiero entender un pasaje, trato de leerlo sin divisiones artificiales que pueden sesgar nuestra comprensión. El flujo natural de Génesis 4, 5, y 6 cuenta una historia de cómo la humanidad completa se corrompió.

Volvamos de nuevo a la pregunta:

¿Quiénes fueron los hombres y quienes los “hijos de Dios” en Génesis 2?

Los teólogos tienen generalmente 2 perspectivas:

  • Los hijos de Dios son la genealogía humana justa de Set. El argumento es que la progresión de Génesis 4 y 5 se centra en la genealogía de Set y por ende se refiere a sus descendientes que buscaban a Dios. El capítulo 6 muestra como esta línea se corrompe.
  • La segunda perspectiva es que es que tales “Hijos de Dios” son ángeles ya que la mezcla entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres dieron como resultado un fenómeno inusual como lo son los Nephilim. La idea es que Job 2:1 y otros pasajes se refieren a Hijos de Dios como ángeles que pueden aparecerse en forma humana (Gen 19).

Mi perspectiva es que el pasaje se refiere a la opción #1 y no la #2. Ni el contexto inmediato ni la progresión del pasaje desde Génesis 4  se presta a introducir ángeles aquí a partir de la nada.

Por otro lado, si vemos Génesis 6:4 que es donde se introduce el concepto de “Nephilim” no encontramos indicación alguna de que los Nephilim nacen de una unión entre ángeles caídos y mujeres humanas:

Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron hijos. Estos son los héroes (valientes) de la antigüedad, hombres de renombre. Gen 6:4

Así es: el pasaje dice que YA HABÍA en la tierra gigantes (Nephilim). El pasaje no dice de dónde vinieron. Desde luego el pasaje deja muchas incógnitas, pero lo que definitivamente no dice es que los Nephilim son resultado de una unión corrupta Angelo-humana.

Posiblemente el problema aquí sea con algunas de nuestras traducciones de este pasaje. No me parece muy acertada la NVI por ejemplo:

Al unirse los hijos de Dios con las hijas de los seres humanos y tener hijos con ellas, nacieron gigantes, que fueron los famosos héroes de antaño. A partir de entonces hubo gigantes en la tierra. (NVI)

Incluso me parece que la RV60 es más acertada:

Había gigantes en la tierra en aquellos días,(A) y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antiguedad fueron varones de renombre. (RV60)

Después de esto, el siguiente versículo simplemente explica que “El SEÑOR vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era sólo hacer siempre el mal” y decide eliminarlos en el diluvio.

El Dr. Craig Keener está de acuerdo con la idea de que los Nephilim no eran descendientes de Angeles con humanos y explica algunas posibilidades acerca de quiénes pudieron ser:

“El término Nephilim ocurre solo aquí y en Números 13: 33. El texto los presenta no como descendientes de una unión, sino como contemporáneos ya existentes en la tierra. El hecho de que también estén ahí después del diluvio indica que la etiqueta no es étnica. El análisis del significado de la designación no ha tenido éxito en la identificación de este grupo. La última parte del versículo indica que son figuras heroicas, tal vez del tipo ejemplificado por Gilgamesh, quien se describe como poseedor de heroísmo (Gilgamesh Epopeya, 1.30) y como alto, magnífico y terrible (Gilgamesh Epopeya, 1.37). Tiene una zancada de seis codos (nueve pies o 2.7 metros) (Gilgamesh Epopeya, 1.57) y tiene 11 codos (16.5 pies o 5 metros) de altura (versión hitita de Gilgamesh Epopeya, 1.8). Una interpretación más específica sugiere que los Nephilim deberían ser identificados como los antiguos sabios (el apkallu). Los apkallu se consideraban semidivinos (uno de ellos, Adapa, se llama “hijo de [dios] Ea”). También se casan con mujeres humanas, creando clases mixtas. Después de la inundación, los sabios son considerados de ascendencia humana y reciben el nombre de ummianu. Estos individuos, a diferencia de sus predecesores, son más infames que famosos (aunque solo en términos generales, por ejemplo, “Adad enojado”). El apkallu y el ummianu, eran en verdad figuras heroicas de antaño. Esto tiene sentido de la terminología aquí. Este punto de vista es además atractivo porque en Génesis esta sección está muy cerca de la cuenta del diluvio, que también se registra en el contexto de la apkallu. Aunque algunas similitudes son evidentes, el término “Nephilim” permanece sin explicación, al igual que su conexión con los habitantes de la tierra en Números 13: 33.” 1

Por otra parte, el Profesor Kevin Lewis, experto en teología sistemática y demonolgía de la Universidad de Biola, afirma que el diseño que el Creador ha designado para seres angelicales es el de existir de manera inmaterial aunque ocasionalmente puedan manifestarse de manera física. Sin embargo, esto no significa que puedan, a voluntad, materializarse con órganos reproductores humanos, producir ADN humano e impregnar mujeres humanas. Si esto fuera factible sería un misterio por qué es que esto no sucede más seguido siendo que sería una forma ideal de corromper al ser humano y distorsionar aún más la imagen de Dios en las personas. Aunque es cierto que se puede argumentar que hay demonios especializados en tentar sexualmente a los humanos (véase los términos Incubis y Succubus) es poco factible que tengan facultades reproductivas. 

Ahora, si queremos complicar un poco más este pasaje difícil, algunos se apoyan sobre el escrito apócrifo de 1 Enoc 15:3 para apoyarse la idea de que la corrupción humana de la linea de Set se dio por la interferencia de ángeles caídos en la humanidad:

“¿Por qué habéis abandonando el cielo alto, santo y eterno, os habéis acostado con mujeres y profanado a vosotros mismos con las hijas de los hombres y tomado esposas como los hijos de la tierra y habéis engendrado hijos gigantes?”

Y mi respuesta aquí sería esta: (1) Recordemos que 1 de Enoc no es la Biblia sino un libro apócrifo. Nuestra autoridad reside en la Biblia exclusivamente. (2) Creo que aquí el autor de este pasaje hace una clara referencia a Génesis 6 y creo también que se ha equivocado en su interpretación. Es cierto que hay tradiciones judías que afirman que los hijos de Dios son ángeles caídos pero estoy en desacuerdo por las razones que ya he dado anteriormente.

¿Qué podemos concluir?

Primero. Este es un pasaje complicado y que su interpretación debemos dejarla de manera muy tentativa.

Segundo. No nos matemos por este tipo de interpretaciones de cuestiones secundarias. La conclusión de los capítulos 4, 5 y 6 de Génesis es que, eventualmente, aunque hubo una rama de Set que buscó a Dios, también esta se corrompió a excepción de Noé. Noé, como descendiente de Set es el vástago que Dios usa para salvar a la humanidad caída.

Tercero. Sacar más interpretaciones raras como que los Nephilim eran extraterrestres o que hay conspiraciones angelicales de demonios sedientos de sexo humano va más allá de lo que dice la Escritura.

Finalmente. Esta es una cuestión muy secundaria y se vale estar en desacuerdo con mi exégesis. Me conformo con que cada quién estudie el tema a profundidad y esté convencido plenamente de lo que cree y por qué lo cree teniendo el amor al prójimo en consideración y la Gloria de Dios como motivación.

 

  1. HarperCollins Christian Publishing. NVI, Biblia de Estudio de trasfondos culturales, (Kindle Locations 7651-7664). Zondervan. Versión Kindle.

Históricamente: ¿Cuándo Resucitó Jesús?

Históricamente: ¿Cuándo Resucitó Jesús?


Ponerle fecha al nacimiento de Jesús es imposible dada la falta de marcadores históricos para tal evento. Esto muy al contrario de la crucifixión y por consiguiente la resurrección.

Para el cristiano, el evento más importante es la resurrección de Jesús. Pablo mismo afirma en 1 de Corintios 15 que si Cristo no resucitó, el cristianismo es una farsa. Por otro lado, si podemos ponerle fecha a su muerte y resurrección, entonces tenemos razón para festejar el día más importante en la historia. ¿Será posible esto?

Creo que sí. Hay muchos marcadores históricos que nos pueden llevar a una conclusión sorprendente.

Pista # 1: El Sumo Sacerdocio de Caifás

Los evangelios indican que Jesús fue crucificado por instigación del sumo sacerdote del siglo primero llamado Caifás (Mateo 26:3-4, Juan 11:49-53).

Sabemos por otras fuentes que sirvió como sumo sacerdote del 18 al 36 A.D. Por lo tanto la crucifixión sucedió dentro de esas fechas.

Pero podemos ser más específicos.

Pista # 2: La gubernatura de Poncio Pilato

Los cuatro evangelios concuerdan en que Jesús fue crucificado por orden de Poncio Pilato (Mateo 27: 24-26, Marcos 15:15, Lucas 23:24, Juan 19: 15-16).

Sabemos por otras fuentes cuándo se desempeñó como gobernador de Judea – A.D. 26 a A.D. 36 – por lo que podemos reducir el rango de fechas aún más.

¿Pero será posible ser más específicos?

Pista # 3: Después de “el decimoquinto año de Tiberio César”

El Evangelio de Lucas nos dice cuándo comenzó el ministerio de Juan el Bautista:

En el año decimoquinto del imperio de Tiberio César. . . vino la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto [Lucas 3:1-2].

Esto nos sitúa en el año A.D. 29.

Dado que los cuatro evangelios relatan que el ministerio de Cristo comenzó después de que Juan el Bautista había ya iniciado su ministerio (Mateo 3, Marcos 1, Lucas 3, Juan 1), esto significa que podemos eliminar algunos años más.

La muerte de Cristo tuvo que suceder entre el 29 y 36 A.D.

Pista # 4: Crucificado un Viernes

Los cuatro evangelios coinciden en que Jesús fue crucificado un viernes (Mateo 27:62, Marcos 15:42, Lucas 23:54, Juan 19:42), justo antes de un Sabbath, que fue justo antes del primer día de la semana (Mateo 28: 1, Marcos 16: 2, Lucas 24: 1, Juan 20: 1).

Sabemos que fue un viernes porque se lo conoce como “el día de preparación”, es decir, el día en que los judíos hacen los preparativos necesarios para el Día de Reposo (Sabbath), ya que no podían hacer ningún trabajo ese día. Por lo tanto, cocían sus alimentos por adelantado además de otras preparaciones necesarias.

La Enciclopedia judía dice:

El viernes, como el precursor de Sabbath, se llama “Ereb Shabbat” (La víspera del Sábado). El término “‘ereb” admite dos significados: “tarde” y “mezcla” (Ex. Xii. 38); y “‘Ereb Shabbat” en consecuencia denota el día de la tarde en que comienza el Sabbath, o el día en que se prepara la comida para el día en curso y los días siguientes, incluyendo el Sabbath.

La idea de preparación está expresada por el vocablo griego paraskeué, usado por Flavio Josefo (“Ant.” Xvi.6, § 2) hasta ese día (comparar Marcos xv.42; Lucas xxiii.54; Mateo xxvii.62; Juan xix 42). En Yer. Pesaḥim iv. 1 el día se llama “Yoma da-‘Arubta” (Día de preparación) [Enciclopedia Judía, s.v., “Calendario”].

Eso elimina seis de los días de la semana, pero aún quedan varios viernes entre el 29 y el 36 A.D.

¿Podemos averiguar cuál es?

Pista # 5: Un viernes durante la Pascua

Los evangelios también concuerdan en que Jesús fue crucificado durante la fiesta anual de la Pascua (Mateo 26: 2, Marcos 14: 1, Lucas 22: 1, Juan 18:39).

Aquí encontramos una complicación, porque Mateo, Marcos y Lucas describen la Última Cena el Jueves Santo como una comida de Pascua (Mateo 26:19, Marcos 14:14, Lucas 22:15). Eso sugeriría que el Viernes Santo fue el día después de la Pascua.

Sin embargo, al describir la mañana del Viernes Santo, Juan indica que las autoridades judías aún no habían participado de la comida de la Pascua:

Entonces llevaron* a Jesús de casa de Caifás al Pretorio. [el Palacio de Pilato] Era muy de mañana. Y ellos no entraron al Pretorio para no contaminarse y poder comer la Pascua. Pilato entonces salió fuera hacia ellos [Juan 18:28-29a].

Eso sugiere que la Pascua habría comenzado al ponerse el sol el viernes

Hay varias maneras de resolver esto. Por ejemplo, algunos han sugerido que Jesús y sus discípulos usaron un calendario diferente al de las autoridades judías, y sabemos que había diferentes calendarios en uso en el primer siglo en círculos del judaísmo.

También es posible que Jesús haya adelantado la fecha de la celebración de la Pascua para él y sus discípulos. Ellos ya estaban convencidos de que él era el Mesías y el Hijo de Dios. Si Jesús dijo: “Celebramos la Pascua hoy”, y es un día antes que el resto de los judíos, los discípulos no habrían tenido problema. (Tengamos en cuenta que hizo otras modificaciones a la ceremonia, como instituir la Santa Cena en medio de ella).

Y hay otras soluciones…

Sin embargo, independientemente de todo esto, podemos enfocarnos en la afirmación de Juan acerca de los captores de Jesús como una indicación de la práctica judía predominante del momento: estaban celebrando la Pascua comenzando con lo que llamaríamos hoy el viernes por la tarde.

Eso nos permite reducir el rango de fechas posibles a solo unas pocas. Aquí hay una lista completa de los días entre el 29 y 36 A.D. en cuyas noches comenzó la Pascua.

  • Lunes, 18 de abril, A.D. 29
  • Viernes, 7 de abril, A.D. 30
  • Martes, 27 de marzo, A.D. 31
  • Lunes, 14 de abril, A.D. 32
  • Viernes, 3 de abril, A.D. 33
  • Miércoles, 24 de marzo, A.D. 34
  • Martes, 12 de abril, A.D. 35
  • Sábado, 31 de marzo, A.D. 36

Como puede ver, nos quedan solo dos candidatos: Jesús fue crucificado el 7 de abril del 30 A.D o el 3 de abril del 33 A.D. ¿Cuál de los dos será?

La fecha tradicional es la del 33 A.D. sin embargo hay también eruditos que abogan por la fecha del 30 A.D.

Generalmente se aceptan esas dos fechas sin más pero creo que es posible reducir la lista.

Pista # 6: Las Tres Pascuas de Juan

El Evangelio de Juan registra tres diferentes Pascuas durante el ministerio de Jesús:

  • Pascua # 1: Esto está registrado en Juan 2:13, cerca del comienzo del ministerio de Jesús.
  • Pascua # 2: Esto está registrado en Juan 6:4, en medio del ministerio de Jesús.
  • Pascua # 3: Esto se registra en Juan 11:55 (y se menciona con frecuencia después), al final del ministerio de Jesús.

Eso significa que el ministerio de Jesús tuvo que abarcar más de dos años. Un análisis más completo revelaría que abarcó aproximadamente tres años y medio, pero incluso si asumimos que comenzó inmediatamente antes de la Pascua # 1, la adición de dos Pascuas más muestra que duró más de dos años como mínimo.

Eso significa que la fecha del 30 A.D. queda eliminada.

No hay suficiente tiempo entre el decimoquinto año del reinado de Tiberio César – A.D. 29 – y la Pascua del año siguiente para acomodar un ministerio de al menos dos años. Los números simplemente no se prestan a eso.

Como resultado, la fecha tradicional de la muerte de Jesús, el viernes 3 de abril, año 33 d. C., me parece ser la correcta.

¿Podemos ser aún más precisos?

Pista # 7: “La hora novena”

Mateo, Marcos y Lucas registran que Jesús murió cerca de “la hora novena” (Mateo 27:45-50, Marcos 15:34-37, Lucas 23:44-46).

“La hora novena” es a lo que nos referimos hoy como a las 3:00 p.m.

Esto nos permite reducir el tiempo de la muerte de Jesús a un punto muy específico en la historia:

Alrededor de las 3:00 p.m del viernes 3 de abril, año 33 A.D en Jerusalén

Esto pondría la resurrección un 5 de abril del año 33 A.D.

Como nota final, me parece curioso que muchos ateos digan que los evangelios son mitos fantásticos y se burlan de ellos poniéndolos en la misma categoría que un cómic cuando que podemos hacer este tipo de cálculos usando marcadores históricos. ¡Algo para reflexionar!