Destruyendo el Argumento Favorito de los Ateos: El Problema del Mal

=Follow/Sigueme=

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeFacebooktwittergoogle_plusrssyoutube

=Share/Comparte=

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Alvin Plantinga: Destronando el Problema del Mal

por Chris Du-Pond

El Dr. Alvin Plantinga ha sido galardonado con el premio Templeton 2017. A mi parecer, un premio muy merecido.

Entre otras valiosas aportaciones, una de las grandes proezas filosóficas de Plantinga ha sido la de decisivamente destruir el llamado “Problema Lógico del Mal”. En este escrito, explicaré en qué consiste esta aportación de Plantinga.

El problema del mal se puede resumir como:

“Si Dios es Omnipotente, Omnibenevolente y Omnisciente entonces puede eliminar el mal, desea eliminar el mal y sabe cómo eliminar el mal. Pero el mal existe, por lo tanto Dios no es Omnipotente, Omnibenevolente o simplemente no existe”

Aunque filósofos ateos serios (a diferencia de los Nuevos Ateos) como J. L. Mackie reconocieron que no hay contradicción inmediata entre estas preposiciones, Mackie propuso complementar estas preposiciones con otras para establecer una contradicción formal. Esto es lo que él hizo usando lógica formal y se conoce como el “Problema Lógico del Mal”:

Problema Lógico del Mal

  1. Dios existe.
  2. Si Dios existe, entonces Dios es omnipotente
  3. Si algo es omnipotente, entonces tal “algo” puede hacer cualquier cosa
  4. Si Dios existe, entonces puede hacer cualquier cosa. (Derivado de 2 y 3)
  5. Si Dios existe, entonces Dios es omnibenevolente
  6. Si algo es omibenevolente, entonces tal “algo” siempre elimina la máxima cantidad de maldad como le sea posible
  7. Si Dios existe, entonces Dios elimina la máxima cantidad de maldad como le sea posible (Derivado de 5 y 6)
  8. Si Dios existe, entonces Dios eliminaría todo el mal. (Derivado de 4 y 7)
  9. Si Dios existe, entonces el mal no existe. (Derivado de 8)
  10. Por ende, no existe el mal. (Derivado de 1 y 9)
  11. El Mal Existe.

Del argumento, se deriva una contradicción (de 10 y 11) ya que sabemos que el mal existe.

Es aquí donde entra Alvin Plantinga con la Defensa del Libre Albedrío, a la que llamaremos DLA.

La idea básica es que, es bueno que existan humanos con libertad. Pero si se les da libertad, siempre existe la posibilidad de que usen mal esa libertad. Aunque esta maldad es indeseable, cuando consideramos este mundo, es más deseable que haya libertad a que no haya maldad alguna. Después de todo, la virtud teísta más grande: el amor, es una imposibilidad sin libertad. Y es más virtuoso que haya amor a que no haya humanos o no haya libertad.

Pero, aparentemente esto ya ha sido anticipado y respondido por Mackie.

“…si Dios ha hecho al hombre tal que en su libertad algunas veces prefieren el bien en vez del mal, ¿por qué no los creó de tal forma que siempre elijan el bien?…Dios no tuvo solo la opción de hace autómatas o gente libre que a veces elige el mal: Dios tenía la obvia posibilidad de crear seres libres que siempre actúen con bondad. Claramente su falla en disponerse de tal posibilidad es inconsistente con su propiedad de omnipotencia y omnibenevolencia”.

Si ponemos esto de manera formal usando un silogismo lógico, tendríamos:

  1. Dios puede hacer cualquier cosa que sea consistente con su naturaleza.
  2. Es posible que los humanos escojan libremente nunca cometer actos de maldad.
  3. No hay inconsistencia entre la Naturaleza de Dios y la creación de humanos que nunca comenten actos de maldad.
  4. Por ende, Dios puede crear humanos que nunca cometen actos de maldad.
  5. Si es mejor para Dios el crear x en lugar de y, Dios actualizaría x en lugar de y.
  6. Es mejor crear seres humanos que nunca cometen actos de maldad que crear humanos que a veces comenten actos de maldad.
  7. Por ende, si Dios existe, él habría creado seres humanos que nunca cometen actos de maldad en lugar de humanos que a veces comenten actos de maldad.
  8. Los Humanos cometen actos de Maldad.
  9. Por ende, Dios no existe.

El problema de Mackie está en la premisa 2, ya que simplemente asume que es posible que los humanos escojan libremente nunca cometer actos de maldad.

El razonamiento de Mackie es el siguiente:

  1. Si la gente puede libremente escoger hacer el bien en ocasiones, entonces lo pueden hacer también en toda ocasión (Esto Mackie lo asume).
  2. La gente puede escoger hacer el bien en algunas ocasiones. (Esto es observable e incuestionable).
  3. Por ende, la gente puede libremente escoger hacer el bien todo el tiempo.

Aquí la pregunta clave es si la premisa uno es necesariamente verdadera.

Es aquí donde Alvin Plantinga hace su contrubición.

Definamos algunos términos para facilitar el argumento de Plantinga. Llamemos a las siguientes dos preposiciones el conjunto A, o simplemente A para ser breves:

(P) Dios es omnisciente, omnipotente y omnibenevolente.

(Q) Existe el mal.

La tesis de Mackie es que (P) y (Q) son incompatibles.

La meta de Plantinga es la de demostrar que A es consistente usando la siguiente estrategia:

Si dos preposiciones son inconsistentes entonces no puede ser ambas verdaderas al mismo tiempo. Lo que Plantinga hará es demostrar que P y Q son consistentes. Esto es sólo una defensa. Su demostración no necesita ser, de hecho, verdadera, solamente posiblemente verdadera para destruir el argumento de Mackie. Si existe una sola manera en que P y Q son compatibles entonces el problema lógico del mal se derrumba.

Una forma de mostrar que la preposición P es consistente con otra preposición Q es la de encontrar una tercera preposición R, cuya conjunción con P sea posible y que lógicamente implique a Q.

Este es un ejemplo de Plantinga de esta estrategia:

Supongamos que una persona tiene la creencia errada de que el proceso de pensar es sinónimo con mover la laringe. Esta persona cree lo siguiente:

P Jones no movió la laringe después del 10 de Abril

es inconsistente (lógicamente) con

Q Jones tuvo algunos pensamientos durante el mes de Mayo-

Para refutar esto, podemos indicar que P parece ser inconsistente con

R Mientras se recuperaba en el hospital a raíz de una laringotomía el 29 de Abril, Jones adoptó el pasatiempo de escribir (en Mayo) un espléndido documento acerca de la filosofía de Kant.

Aquí, la conjunción entre P y R es consistente; pero obviamente también implica a Q (no es posible escribir una crítica filosófica de Kant sin pensar al menos un poco); por ende, P y Q son consistentes.

Esto significa que es posible pensar (Q) y no mover la laringe (P) demostrado por (R) concluyendo que P y Q no son incompatibles.

Apliquemos esta estrategia como lo hizo Plantinga al problema lógico del Mal.

(P) Dios es omnisciente, omnipotente y omnibenevolente.

(Q) Existe el mal.

La meta de Plantinga es la de encontrar una preposición R que sea consistente con P y que implique a Q. Si logra encontrar tal preposición entonces habrá demostrado que P y Q son consistentes y que es posible que Dios y el mal co-existan. Esto refutaría el argumento de Mackie y por ende, destruiría el problema lógico del mal.

Plantinga sugiere que la siguiente preposición es compatible con P y que implica Q:

(R) Dios tiene una buena razón para crear un mundo donde existe maldad.

¿Pero cuál sería esa buena razón?

El núcleo de la Defensa del Libre Albedrío es la afirmación de que es posible que Dios no haya podido crear un universo con bondad…sin haber creado uno que también contenga maldad. Si esto es así, entonces es posible que Dios haya tenido una buena razón para crear un mundo en el que hay maldad.

Plantinga sugiere que es posible que Dios no haya podido crear un mundo sin maldad porque es posible que los seres humanos sufran de “depravación trans-mundial”.

Una creatura libre sufre de depravación trans-mundial si, y sólo si, tal creatura produce maldad en, al menos, una ocasión en todo mundo posible en el que pudiese existir.

“Lo importante de la idea de depravación trans-mundial”, dice Plantinga, “es que si una persona sufre de ello entonces ya no está en el poder de Dios el actualizar un mundo donde esa persona es significativamente libre pero no comete mal—es decir, un mundo que produce bondad pero no maldad sería una imposibilidad”.

Uno podría pensar que, si la maldad es resultado de las acciones de algunos individuos libres, entonces ¿por qué no se abstiene Dios de crear sólo a esos individuos libres y simplemente crea a los otros que no cometerían maldad?

Es decir, Dios debería hacer como Mackie sugiere y sólo crear gente que nunca cometería maldad alguna.

En este caso, entra el concepto de depravación trans-mudial GLOBAL (DTMG). Esta es la idea de que toda persona sufre de depravación trans-mundial. Hay dos cosas importantes a recordar acerca de la DTMG:

  1. El decir “todo el mundo sufre de DTMG”, se refiere a toda persona posible que Dios pueda crear y no sólo a la gente que ya existe.
  2. Plantinga no afirma que la DTMG sea verdad. Sólo afirma que es posiblemente verdad en sentido lógico. Esto sería suficiente para su argumento.

 

Habiendo establecido el argumento contra Dios y las bases de la defensa del libre albedrío, postulemos formalmente la Defensa del Libre Albedrió:

  1. Si es posible que toda persona (creada o no) cometa al menos un acto de maldad moral en todo mundo posible donde exista, entonces es posible que sea imposible para Dios crear un mundo con creaturas significativamente libres sin crear un mundo que contenga maldad moral.
  2. Es posible que toda persona cometa al menos un acto de maldad moral en todo mundo posible donde exista.
  3. Es posible que sea imposible que Dios cree un mundo con creaturas significativamente libres sin crear un mundo que contenga maldad moral. (Derivado de 1 y 2)
  4. Si un mundo, w es más valioso que otro mundo w’, entonces Dios tiene buenas razones para crear el mundo w en lugar de crear el mundo w’.
  5. Un mundo con creaturas significativamente libres que cometen algo de maldad moral es más valioso que otro mundo sin creaturas significativamente libres.
  6. Dios tiene una buena razón para crear un mundo con creaturas significativamente libres que cometen algo de maldad moral. (Derivado de 4 y 5).

La conclusión de este argumento es que (R) Dios tiene una buena razón para crear un mundo que contiene maldad moral. R es consistente con P (Dios es omnipotente, omnibenevolente, y el mal existe) y la conjunción entre R y P implica Q: El mal existe.

Si P y Q son consistentes, entonces Mackie (y todos los que piensan como él) están equivocados. No hay contradicción en creer que Dios y la maldad puedan existir y por lo tanto no es irracional creer en Dios aunque exista el mal.

Es por eso que, hoy por hoy, Plantinga es reconocido como el filósofo que eliminó el problema lógico del mal y prácticamente ningún filósofo ateo se apega ya a esta idea.

Podemos concluir que el Problema Lógico del Mal no constituye obstáculo alguno para creer en Dios y tampoco funciona como argumento contra la existencia de Dios.

 

=Follow/Sigueme=

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeFacebooktwittergoogle_plusrssyoutube

=Share/Comparte=

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

9 thoughts on “Destruyendo el Argumento Favorito de los Ateos: El Problema del Mal

  1. Según el diccionario: bondad
    1. f. Cualidad de bueno.
    2. f. Natural inclinación a hacer el bien.
    Si consideramos que es compatible la “inclinación a hacer el bien” con “Tener buenas razones para no hacer el bien” (como se presupone en la preposición R) estamos cayendo en contradicción.

    • La preposicion R es:
      (R) Dios tiene una buena razón para crear un mundo donde existe maldad.

      El diccionario no captura del todo lo que el el “bien” moral. En el teísmo, la Bondad tiene un fundamento ontológico fuera del mundo materia: Dios. El mal consiste en no hacer lo que se debe hacer. El mal no tiene fundamento ontológico sino que es una negación de la bondad.

      No veo contradicción alguna.
      Dios no “tiene buenas razones para no hacer el bien”. Dios no es el que hace “mal”. Dios lo tolera. Más aún, creo que sabemos muy bien, en general, porqué Dios permite el mal. En las Escrituras lo dice.

      Di un curso de mas de 20 lecciones acerca del problema del mal donde no solo abarco esta cuestión de la defensa del libre albedrío sino que hago una teodicea basada en el trabajo el Dr. Clay Jones de la universidad de Biola:

      http://veritasfidei.org/estudio-porque-dios-permite-el-mal/

  2. Muy interesante,pero ¿eso significa ,que aun así existirá el libre albedrío en la eternidad? por ende…¿habría maldad?

      • ¡Muy bueno! pero todavía me deja unos pequeñas preguntas: No volveremos a pecar por la gloria de Dios, pero Adán y Eva tuvieron a Dios en sus narices (Por así decirlo) y aun así pecaron ¿que nos asegura que no volverá a pasar? (Esta pregunta no es maliciosa sino muy importante si llegase a pasar algo así,y teniendo en cuenta la gran advertencia del castigo eterno,pero si llegase a repetirse se que Dios tendría algo planeado o ¿no?) y ¿porque le atribuye a Satanás control sobre la naturaleza? no veo caer fuego del cielo por autoridad de Satanás en nuestro días, como cita en Job,gracias por su tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: