Halloween: Pensando Claro como Cristianos

=Follow/Sigueme=

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeFacebooktwittergoogle_plusrssyoutube

=Share/Comparte=

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Halloween ha llegado de nuevo…pero últimamente, gracias al “feis” y a la media social, esto del Halloween se ha vuelto un tema controversial en sobremanera entre los cristianos. Acusaciones vuelan y revuelan, respuestas y contestaciones, condenaciones, denuncias y demás han surgido y se han hecho virales. En esta ocasión quisiera agregar mi perspectiva, no para echar leña al fuego sino para tratar de traer claridad al asunto, aunque en diminuta medida, y ver que hizo el Apóstol Pablo en situaciones similares.

Como cristianos es de vital importancia saber Qué creemos y por qué lo creemos.

 Esas son dos cuestiones de suma importancia. Esto incluye cuestiones como el Halloween, la “noche de brujas” y el “día de muertos”, el día de “Todos los Santos”, el día de los “Santos Inocentes” y cualquier creencia a la que nos adherimos.

Durante muchos años he enseñado acerca de este tema en mi congregación, esto con el propósito de informar. Y es esa información la que permite a cada persona tomar una decisión sabia sobre su actitud con respecto al Halloween y sus variantes.

Mi propósito con este escrito no es el de causar controversias o de proveer una historia exhaustiva del halloween, sino desempacar los verdaderos problemas y algunos hechos históricos acerca de esta celebración que como cristianos debemos tener en cuenta.

  1. El Halloween tiene un origen oscuro y pagano. De eso no hay duda. Y aquí por “pagano” quiero decir que tiene raíces en la idolatría druídica del norte de Europa al “dios de la muerte” SAMHAIN.
  2. En el siglo séptimo, el Papa Bonifacio IV introdujo el Día de Todos los Santos para sustituir la fiesta pagana de los muertos cambiando la fecha al 13 de mayo. En el año 834, el Papa Gregorio III movió nuevamente la fecha del Día de Todos los Santos del 13 de mayo al 1 de noviembre, fecha que sirvió a los cristianos de recordatorio de todos sus muertos y santos fallecidos. Así el 31 de octubre se convertiría en la Víspera de Todos los Santos (‘santo’ en inglés es ‘hallow’). De ahí que “All Hallows Evening” se contrae a “HALLOW’s EVEN” y luego a HALLOWEEN.
  3. En México y otros lugares de Latinoamérica se piensa que los muertos vuelven al mundo de los vivos y se les puede contactar. Miles van a los cementerios, unos para recordar a los fallecidos, otros con intención de contactarlos y se les hacen altares con alimentos.
  4. Por el otro lado existe la tradición americanizada de ir a pedir dulces de casa en casa en estas fechas con los niños. Esto llegó a estados unidos de inmigrantes irlandeses en el Siglo 19. No se sabe históricamente como el festejo del SAMAHIN se distorsiona al modelo moderno del Halloween. Simplemente los registros históricos son muy muy vagos. No crea todo lo que lee en internet.
  5. Esta fecha es significativa para algunos grupos satanistas y de la religión pagana de la wicca (brujos y brujas), por lo tanto, creo que ningún cristiano debe disfrazarse de brujo, bruja, demonio, zombi, etc.
  6. En México, el Día de muertos puede históricamente ligarse directamente al culto azteca a Mictecacihuatl La “Diosa de la Muerte”. Esto es indudable.
  7. No hay evidencia moderna de Sacrificios humanos en estas fechas aunque si hay evidencia de que los druidas hicieron sacrificios animales y posiblemente humanos. Sin embargo, esto fue hace 2000 años.

Estos son algunos de los hechos históricos básicos que sabemos de esta celebración y a partir de aquí podemos sacar algunas conclusiones. La primera es que: es altamente difícil saber qué es exactamente lo que festeja cada persona en este día. Para unos significa ir a llenar calabazas con dulces, para otros es un festejo de la llegada del otoño, en tiempos antiguos era una celebración de la abundancia de las cosechas, para los católicos romanos es un festejo de los cristianos que han ya partido a la eternidad, para otros es una festejo para recordar a sus ancestros fallecidos, para otros es un festejo de todo lo que es obscuro y perverso, etc… En pocas palabras, el Halloween se ha convertido en una verdadera mezcolanza amorfa de “creencias” de todo tipo.

 Si preguntamos a la gente (y hay decenas de videos en Youtube) ¿qué se festeja en Halloween? vamos a obtener diversas respuestas. Esto no es tan claro como preguntar que se festeja el 4 de Julio en Estados Unidos. Lo cierto es que muy pocos saben de dónde viene la celebración, no saben que se festeja, y en su mayoría es simplemente un pretexto para hacer fiesta o para conocer a los vecinos. Sabiendo todo esto, es difícil (sino imposible) juzgar el corazón de una persona si celebran (o no) el Halloween. Me atrevo a decir que en su mayoría ¡la gente no sabe ni porqué lo hace!

Y aquí la pregunta es: como cristianos, ¿qué debemos hacer? ¿En qué forma debemos de tomar este “festejo”?

Creo que queda claro que la Biblia amonesta en contra de “participar” en lo oculto y demoniaco. Pero exactamente que se constituye en “participar” es algo que cada cristiano debe decidir por sí mismo a la luz de la escritura y cae en el área de la conciencia. Hay quienes piensan que ir al cementerio brevemente como señal de respeto a su madre fallecida es correcto, otros no. Otros piensan que ir a pedir dulces ese día es pecado, otros no. Y asi…

Este no es problema nuevo y la Biblia lo contesta indirectamente. En la época de Pablo, algunos consideraban que era pecado comer carne sacrificada a los ídolos. Otros consideraban que unos días eran días “paganos” y comenzaron a surgir conflictos acerca de estos dilemas en la iglesia de Corinto e incluso en la iglesia en Roma. Que contestó Pablo:

A los Corintios les dice:

“En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él. Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios. Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. Pero no en todos hay este conocimiento; porque algunos, habituados hasta aquí a los ídolos, comen como sacrificado a ídolos, y su conciencia, siendo débil, se contamina. Si bien la vianda no nos hace más aceptos ante Dios; pues ni porque comamos, seremos más, ni porque no comamos, seremos menos. Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles. Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa en un lugar de ídolos, la conciencia de aquel que es débil, ¿no será estimulada a comer de lo sacrificado a los ídolos? Y por el conocimiento tuyo, se perderá el hermano débil por quien Cristo murió. De esta manera, pues, pecando contra los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis. Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano”.

He citado aquí un pasaje largo de la escritura pero es importante ver el contexto. En Corinto, en los templos paganos a los dioses romanos se mataban y ofrecían animales. Luego estos templos hacían las veces de carnicería a donde la gente podía, por decir así, ir a comprar carne para su casa o comer ahí mismo. Algunos cristianos comían ahí por costumbre de mucho tiempo, sabiendo que los ídolos nada pueden y con conciencia limpia comían, y por el otro lado había cristianos que pensaban sinceramente que eso era “participar de los demonios”. Por un lado Pablo les da la razón a ambos. Por un lado dice:

“Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios”.

Pero por el otro lado también dice:

“Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles. Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa en un lugar de ídolos, la conciencia de aquel que es débil, ¿no será estimulada a comer de lo sacrificado a los ídolos?”

Pablo dice: aquí tenemos un dilema. ¿Qué hacer cuando tenemos este tipo de dilema y conflicto en la cultura? Pablo contesta claramente:

“Si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano”.

Y aquí podemos sustituir “Carne Sacrificada a los ídolos” con “halloween” (o cualquier otra cosa controversial que no sea claramente prohibida por la Escritura) y tendremos nuestra respuesta.

Si el HALLOWEEN le es a mi hermano ocasión de caer, no participaré en el HALLOWEEN jamás, para no poner tropiezo a mi hermano.

A fin de cuentas, poco importa que piense un líder religioso del halloween, que piense yo del halloween y que piense el presidente de la república del halloween. Existe mucha falta de información y de “conocimiento”, como dice Pablo, acerca de esta fiesta. Por eso hay que informarnos. Pero algo es claro, como cristiano, si sé que este es un tema controversial, lo mejor es ABSTENERSE de participar y no causar tropiezo a nadie. Algunos cristianos incluso toman la actitud de “yo no lo veo mal, me importa poco lo que digan”. Pablo dice lo contrario, “aunque en tu conciencia lo veas bien, si alguien más lo ve mal, no participes” ¡y mucho menos invites a la iglesia a participar en algo tan controversial! El verdadero cristianismo es el poner a los demás antes que a nosotros. Pensar en los demás antes que en nosotros. Amar a los demás para ganarlos para Cristo antes de exigir nuestros derechos o comodidad.

Me da tristeza que tanta controversia se forme en estas fechas cuando que lo que debemos hacer es usar estas oportunidades para hablar con la gente de cosas espirituales.

 Estas fechas donde la gente está pensando en lo sobrenatural pueden ser aprovechadas para hablar de Dios al no-creyente ¡en lugar de juzgar injustamente al creyente por lo que hace, no hace, cree o no cree! Cuando Pablo llega entre los paganos/idólatras en Atenas, no llego a decirles: “ustedes son una bola de perdidos, satánicos y sus dioses son falsos”. Ese es el enfoque que muchos cristianos toman hoy o que quisieran que otros tomen también y así no vamos a ganar a nadie para Cristo. Pablo aprovecha su propensión a creer en lo sobrenatural y les dice “Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos”. Pablo aquí !está usando frases de los mismos atenienses citando a Sófocles!:

“Atenas es de todos los estados, el más religioso”

Y a Pausanias:

“Los Atenienses, más que otros, veneran a los dioses”.1

Y luego, en el resto de Hechos 17,Pablo sigue citando a filósofos griegos (paganos) como Zenón, Séneca, Epicteto, Dión Crisóstomo, Arato, Epiménides y otros dichos de la escuela filosófica de los epicúreos. Y finalmente les dice: Este Dios no conocido del que hablan ¡es Jesucristo! Y vengo a hablarles de este hombre que resucitó de entre los muertos. Lo que hace Pablo es usar elementos conocidos de la cultura para introducir el evangelio. Esto se llama “subversión”. Consiste en (1) Usar una historia conocida, (2) alterar la misma historia introduciendo otros elementos (3) capturar y re-contar la historia con una narrativa que introduzca el evangelio (la verdad). Si somos sabios, podemos usar esto para ganar almas para Cristo, no solo el día de Halloween sino el resto del año también.

El que cuente la mejor historia, va a cautivar las mentes y corazones de la gente. Aprendamos a usar estas épocas para contar la mejor historia, la historia de la salvación por medio de Cristo.

“A los débiles me hice débil, para ganar a los débiles; a todos me he hecho todo, para que por todos los medios salve a algunos”. 1 Corintios 9:22

¡Amén!

 

  1. Ver el libro de Sean McDowell, Apologetics for a New Generation (Harvest House, 2009), 131.

=Follow/Sigueme=

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeFacebooktwittergoogle_plusrssyoutube

=Share/Comparte=

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

6 thoughts on “Halloween: Pensando Claro como Cristianos

  1. Buen artículo, bastante instructivo, sobre todo me gustó la parte final cuando se introduce el pasaje de hechos. Me parece que con ese pasaje se pone en la perspectiva correcta el como pensar y abordar el tema de halloween. Me hace pensar también, en cuantas cosas de las que hacemos diariamente- en todos los ámbitos de la sociedad (educación, deporte, trabajo, cultura)- tienen un origen pagano, y no por esto sospechamos de ellas o las dejamos de hacer, me parece, porque estas actividades o costumbres se encuentran insertas en con contexto y época totalmente diferente, y ya no se realizan con la intención de rendir sacrificio o tributo a los dioses paganos, como se hacia en las antiguas culturas (como el caso del deporte olímpico en grecia o las matemáticas pitagóricas). Esa conexión con un origen pagano y místico ha desaparecido. Algo parecido ocurre con halloween, creo que solo deberíamos verlo como una fiesta de origen pagano supersticioso nada más, como tantas otras fiestas o actividades que realizamos diariamente. No se debería insistir con lo demoníaco, me parece que lo demoníaco se manifiesta de otras maneras, como en la injusticia social, la desigualdad abismante al interior de las sociedades y entre sociedades, los genocidios y guerras en oriente medio, la desintegración de las familias, la esclavitud sexual, esclavitud infantil, el aborto diario de miles de niños, etc. En esto si deberíamos poner todas nuestras fuerzas y disposición para combatirlas. En cuanto Halloween, me parece que es una gran instancia para dar a conocer el evangelio y aprovechar la inclinación en la creencia a lo sobrenatural, y rescatar lo bueno, como ser un momento en el que padres e hijos comparten entre ellos y con otras familias. Me parece que en la medida que se comparta el evangelio sanamente y sin condenación, todo lo que haya de supersticioso y falso irá desapareciendo.

  2. Muchas gracias Chris por el arduo trabajo empleado para poner a disposicion esta informacion, es muy educativa y de mucha edificacion para muchos, que Dios te siga bendiciendo. Articulos como estos son muy necesarios emplear tiempo para digerirlos para tener un mejor entendimiento y asi ser luz a otros.

  3. Yo lo entiendo bien y tengo mis convicciones firmes (aún así sigo pidiendo a Dios sabiduría para dicernir lo bueno de lo malo), entiendo que en la inocencia de un niño disfrazarse y pedir dulces parece algo divertido y lo es, sin embargo esa misma inocencia puede confundirlos desde muy temprana edad sobre los espiritus, la brujeria, magia, hechicería, zombies, muerte, etc., etc. Yo se lo expliqué fácil a mi hijo de 4 años: “amor, nosotros no celebramos halloween ni dia de muertos porque nosotros celebramos la vida” y lo entendió perfecto y fue directamente a decírselo a sus maestras y compañeros de clase. Y para mí este es el tema central, que el Dios en el que creo es un Dios vivo y que da vida y por lo tanto no tengo interés alguno en ser partícipe de algo que tenga que ver con lo contrario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: