La Principal Razón por la que los Cristianos Dudan

=Follow/Sigueme=

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeFacebooktwittergoogle_plusrssyoutube

=Share/Comparte=

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Principal Razón por la que los Cristianos Dudan

Por Dr. Clay Jones. Universidad de Biola

Aunque hay otras razones, la razón principal por la que los cristianos dudan del amor de Dios o incluso de la verdad del cristianismo es porque esperan que Dios actúe de maneras distintas a las que Él prometió. Escribo esto ahora porque recientemente he conversado con cristianos que están luchando con esto. Obviamente, si un cristiano piensa que el Señor debe hacer esto o aquello, en cuanto el Señor no hace esto o aquello, entonces ese cristiano no tendrá confianza en el amor o incluso en la existencia de Dios.

En mi primeros años como cristiano, ciertamente luché cuando las acciones de Dios en mi vida, y en las vidas de otros, no satisfacían mis expectativas de cómo debía actuar. Pero, estoy agradecido de que puedo afirmar que esto no me ha sucedido desde hace ya mucho tiempo (he sido cristiano ahora por casi cincuenta años).

La Duda de Juan el Bautista

En Mateo 11:2-3, encontramos un claro ejemplo de un hombre piadoso que tenía este tipo de duda. “Juan estaba en la cárcel, y al enterarse de lo que Cristo estaba haciendo, envió a sus discípulos a que le preguntaran: —¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?”

¡Increíble! ¡Considera el significado de la pregunta de Juan! Recuerdas lo que Juan había dicho anteriormente acerca de Jesús, “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29). Recuerda que cuando Jesús se acercó a Juan para ser bautizado, Juan trató de impedir a Jesús diciendo:

“Necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?” Entonces, cuando Juan bautizó a Jesús “se le abrieron los cielos y vio el Espíritu de Dios descendiendo como una paloma y viniendo a descansar sobre él; y he aquí una voz del cielo dijo: “Este es mi Hijo amado, con quien me complazco” (Mateo 3:14, 16-17).

Pero ahora vemos que Juan envía a sus discípulos a preguntar a Jesús, “¿Me equivoqué acerca de quién eres?”

Espera…

¿Qué?

¿Qué cambió?

¡Simple, Juan el Bautista estaba ahora en la cárcel y no esperaba encontrarse en esta situación! ¡No vio la prisión en su futuro! Seguramente Juan estaba íntimamente familiarizado con la proclamación en Isaías 9:6-7 acerca del Mesías que dice:

“la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. El aumento de su soberanía y de la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afianzarlo y sostenerlo con el derecho y la justicia desde entonces y para siempre. El celo del SEÑOR de los ejércitos hará esto”.

¡El Bautista seguramente recordó que cuando David era rey que él ganó todas sus batallas! Por lo tanto, Juan el Bautista debe haber pensado que el Mesías Jesús, el “Poderoso Dios”, que se sentaría “sobre el trono de David” y de cuyo “gobierno … no habrá fin”, no permitiría que el Bautista se sentara en una oscura y sofocante mazmorra! También, D. A. Carson tiene razón en señalar, “el Bautista había predicado en términos de bendición y juicio inminente. Por el contrario, Jesús estaba predicando en términos velados de cumplimiento y trayendo mucha bendición pero sin juicio real … y como resultado, el Bautista comenzó a dudar”.1 De hecho, el Espíritu Santo hablando por medio de Isaías no estaba prometiendo que Jesús, en su primera venida, establecería un reino terrenal, pero Juan probablemente no lo sabía, y Juan estaba en prisión! De hecho, pronto sería decapitado.

La respuesta de Jesús a Juan el Bautista

Esta es una de las cosas que más me gustan de la apologética cristiana. Escucha a Jesús responder en Mateo 11: 4-6,

“Id y contad a Juan lo que oís y veis: los CIEGOS RECIBEN LA VISTA y los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos son resucitados y a los POBRES SE LES ANUNCIA EL EVANGELIO”.

Nota lo que Jesús no dijo. Jesús no dijo:

“¡Dile a Juan que deje de dudar!”

Jesús dice:

“Ve y dile a Juan lo que has visto; los sordos oyen, los ciegos ven, los muertos son resucitados!

Ve a decirle a Juan lo que has presenciado personalmente: ¡milagros asombrosos! Jesús dio evidencia de lo que Él decía ser: ¡el Mesías!

Pero eso no es todo lo que Jesús dijo. Jesús dijo algo importante que debemos observar: “Y bienaventurado es el que no se escandaliza de mí” (v.6). Carson explica que bienaventurado es aquel “que no encuentra en Jesús o en su ministerio un obstáculo para creer y por lo tanto no lo rechaza”.2 En otras palabras, habrá algunas personas que rechacen la evidencia acerca de Jesús porque no les gustan las cosas acerca de Jesús. Estoy seguro de que Juan el Bautista estuvo más que satisfecho con la respuesta de Jesús, pero muchas personas, incluso a muchos cristianos, no les gusta lo que hace Jesús. Piensan que un Dios amoroso debe actuar de manera diferente.

Cristianos que Dudan

Esta aversión a lo que Jesús es y lo que Él hace es la razón número uno por la que los no-cristianos rechazan la evidencia acerca de Jesús, no les gusta su persona ni lo que ésta representa (lo que menos les gusta a los no-cristianos de Él es que tienen que obedecerlo). Pero no me estoy enfocando en los no-cristianos aquí.

Cuando Dios no actúa como los cristianos creen que el Señor debe actuar terminan con un cristianismo dañado. Esto sucede todo el tiempo y, como he dicho, como joven cristiano esto me sucedió. Lo que ofende a muchos de los estudiosos más jóvenes o menos diligentes en la Palabra de Dios es que piensan que el Señor no debería dejarlos sufrir de esta manera o de esa manera. Ellos piensan que si Dios los ama entonces su esposo sería mejor, o sus hijos no sufrirían, o su salud sería mejor. Cuando los cristianos pasan, o tal vez ven pasar a otros, por extrema dificultad, preguntan: ¿Dónde está Dios?

El que muchos cristianos esperen que Dios no los deje sufrir es en gran medida la culpa de la iglesia cristiana. Lo que quiero decir es que muchos pastores y muchos cristianos enseñan un falso evangelio de “ven a Jesús y Jesús sanará tu matrimonio” o “mejorará tus finanzas” o incluso “te sanará”. En resumen, muchas iglesias han enseñado que Jesús vino para darte un ¡mejor estilo de vida aquí!

Ahora, permítanme ofender a algunos de ustedes. Jesús no murió para mejorar tu estilo de vida aquí. La razón por la que digo que algunos se ofenderán es que casi cada vez que digo eso, algunos cristianos se enojan mucho. Pero, ya que muchos cristianos equiparan al cristianismo con un estilo de vida mejorado aquí, cuando eso no sucede, terminan dudando de la verdad del cristianismo.

Permítanme ser claro: a menudo el estilo de vida de una persona mejora cuando se hacen cristianos, pero no siempre es así. Por ejemplo, si uno te haces cristiano en Somalia, o en Irak, o en Pakistán y tu familia trata de matarte o tu hija es secuestrada, violada y obligada a firmar una confesión afirmando el Islam,–¡eso no es un estilo de vida mejorado! En el año 203 d.C., una madre de 22 años, Vibia Perpetua, acababa de dar de mamar a su hijo, caminaba desnuda hacia la arena romana, la leche aun chorreaba de sus pechos, todo esto para ser ejecutada por bestias salvajes. Eso no es un estilo de vida mejorado.

Lamentablemente, el que tu vida podría llegar a ser más difícil después de hacerte cristiano es ignorado por muchos pastores o apenas mencionado—como en un anuncio de efectos secundarios de un medicamento moderno.

Así que permítanme ser claro: Dios no promete que no morirás lentamente de enfermedades del corazón o cáncer. De hecho, probablemente morirás de una enfermedad cardíaca o cáncer (esa es la forma en que la mayoría de la gente muere). Además, Dios no promete que no serás desnudado(a), violado(a) y asesinado(a). Esto ha sucedido a muchos cristianos varones y mujeres precisamente porque eran cristianos. De hecho, ¡sucede casi todos los días! Ahora, en Romanos 8:35-37 Dios promete estar con nosotros a través de esas cosas.

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Tal como está escrito: POR CAUSA TUYA SOMOS PUESTOS A MUERTE TODO EL DÍA; SOMOS CONSIDERADOS COMO OVEJAS PARA EL MATADERO. Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Notemos “hambre”, “desnudez”, “espada”. Pablo dice que somos vencedores en todas estas cosas, y no por evitarlas. Esta falta de preocupación por cómo otros podrían maltratar nuestros cuerpos también se ve en Mateo 10:28: “Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno”. En otras palabras, tu muerte física no es tan importante. Ahora algunos de ustedes probablemente están pensando, “bueno, ¡mi muerte física es importante para mí!” Sí, lo entiendo, pero, de nuevo, francamente, tu muerte física no es importante en comparación con ¡la muerte eterna de tu alma!

Ahora, volvamos a por qué los cristianos dudan. Los cristianos dudan cuando están confundidos acerca de lo que el Señor ha prometido y luego pierden su confianza en el cristianismo. Obviamente, si piensas que el cristianismo trata principalmente con tu bienestar físico aquí. Si piensas que el cristianismo trata con que vivas el  “Sueño Americano”. Si piensas que el tema del cristianismo es tener un mejor estilo de vida aquí, entonces vas a cuestionar la verdad del cristianismo cuando la dificultad venga porque el Señor no te promete esas cosas.

Cristianos con Confianza

Por lo tanto, es primordial que tengamos una comprensión correcta de lo que Jesús prometió y no prometió si queremos tener confianza en lo que Jesús está haciendo a través de nosotros en el planeta Tierra. Jesús prometió estar contigo a través del sufrimiento; No prometió que lo evitarías. Esto es lo que digo a mis alumnos: “El Plan A de Dios para tu vida es el de llevarte a través de períodos regulares de sufrimiento y no hay Plan B”. El sufrimiento nos purifica y, si lo soportamos mientras continuamos honrando a Dios, demuestra tanto a humanos como a ángeles que realmente somos Sus discípulos.

Como yo ya había decidido que esto era cierto, cuando me dio cáncer de hueso, no dudé del amor de Dios ni de la verdad del cristianismo por un momento porque ya había decidido que estas cosas les suceden a los cristianos. Piensa en ello, con excepción del regreso del Señor, lo único que te impedirá ver a cada persona que conoces morir de asesinato, accidente o enfermedad, será tu propia muerte por asesinato, accidente o enfermedad. Es cierto que el Señor cura a veces milagrosamente, pero Él no lo promete. Jesús resucitó a Lázaro de entre los muertos, pero un tiempo después Lázaro murió de asesinato, accidente o enfermedad. Pero, afortunadamente, en Cristo tenemos vida eterna y ” El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado”. (Apocalipsis 21: 4).

Hay mucho más que decir sobre esto y, francamente, probablemente estará en mi próximo libro. Por supuesto, mi reciente libro también explica mucho de lo que Dios está haciendo en el universo sobre el mal.

  1. D. A. Carson, Expositor’s Bible CommentaryMatthew, vol. 9 (Grand Rapids, MI: Regency, 1984), 262.
  2. Ibid.

=Follow/Sigueme=

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeFacebooktwittergoogle_plusrssyoutube

=Share/Comparte=

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

One thought on “La Principal Razón por la que los Cristianos Dudan

  1. Gracias por tan bella enseñanza. Nunca había visto o entendido algo tan profundo acerca de este pasaje sobre Juan Bautista y el por qué dudó en la cárcel.
    Si logramos entender el amor tan grande de Dios por nosotros, cualquier sufrimiento se hace poco por ese AMOR. Así es como veo al apóstol Pablo orando casi vehemente para que entendamos
    lo grande de ese amor. (Efesios 3:14-21)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: