La Singularidad de Jesucristo entre las Mayores Religiones del Mundo


 

!LIBRO GRATIS!


 

En nuestra cultura moderna, por lo general, al hablar de religiones en el mundo se considera intolerante decir que una es correcta y la otra es incorrecta. Se piensa que la religión es algo totalmente subjetivo y no se debe someter a un análisis evidencial. Se dice, comunmente, en redes sociales que,

“Buda no era budista, Mahoma no era musulmán, Jesús no era Cristiano. Ellos simplemente tenían al AMOR como su religión”.

¿Es esto consistente con un análisis histórico de estas religiones?

En este libro, el eminente Dr. Gary Habermas hace una comparación entre el cristianismo y las mayores religiones del mundo para contestar preguntas como:

¿Es el mensaje de Jesús similar al de Buda, Krishna o Mahoma?

¿Cómo sabemos qué dijeron y enseñaron los fundadores del Hinduismo, el Islam, el Cristianismo, etc…?

¿Que dicen las religiones en cuanto a los milagros?

¿Qué tan seguros podemos estar de la historicidad de las enseñanzas de estos líderes religiosos?

Finalmente, este libro muestra el lugar único de Jesús entre Mahoma, Buda, Krishna, Confucio y otros, usando un enfoque evidencial e histórico.
Para descargar el Libro gratuitamente, Dar click aqui.


 

Este libro es complementario al primer e-book del Dr. Habermas: ¿Es el Jesús de la Historia También el Cristo de la Fe?

¡Ayúdanos a compartir este material con todos tus contactos!

Copyright 2017 Gary Habermas & Chris Du Pond.

Esta obra puede ser distribuida exclusivamente sin cargo monetario y no se le puede asignar valor comercial bajo circunstancia alguna.

ESTUDIO: Más Profundo. Antiguo Testamento

En esta Síntesis del Antiguo Testamento estaremos profundizando usando Arqueología, Apologética, lenguajes Bíblicos y mucho más.

#1TítuloOradorEstudioPresentaciónAudioVideo
1IntroduccionChris Du Pond
2Lección 1: Genesis. Intro y Autoría Parte 1Chris Du Pond
3Lección 1: Genesis. Intro y Autoría Parte 2Chris Du Pond
4Lección 2: Creación y Evolución. Parte 1Chris Du Pond
5Lección 2: Creación y Evolución. Parte 2Chris Du Pond
6Lección 2: Creación y Evolución. Parte 3Chris Du Pond
7Lección 2: Creación y Evolución. Parte 4Chris Du Pond
8Lección 3: Génesis. Cuando lo Bueno se Torna Malo.Chris Du Pond
9Lección 4: Génesis. Genealogías, Diluvios y Torres. Parte 1Chris Du Pond
10Lección 4: Génesis. Genealogías, Diluvios y Torres. Parte 2Chris Du Pond
11Lección 4: Génesis. Genealogías, Diluvios y Torres. Parte 3Chris Du Pond
12Lección 5: Génesis. Abraham, Dios y CristoChris Du Pond
13Lección 6: Génesis. Abraham, Arqueología e Historia. Parte 1
Chris Du Pond
14Lección 6: Génesis. Abraham, Arqueología e Historia. Parte 2
Chris Du Pond
15Lección 7: Isaac y los Eslabones de Una Cadena
Chris Du Pond
16Lección 8: Jacob y la Fe. Parte 1Chris Du Pond
17Lección 8: Jacob y la Fe. Parte 2Chris Du Pond
18Lección 9: Las 12 Tribus de IsraelChris Du Pond
19Lección 10: Jose. Transfondo HistóricoChris Du Pond
20Lección 11: José – Moisés: Arqueología y Egipto. Parte 1Chris Du Pond
21Lección 11: José – Moisés: Arqueología y Egipto. Parte 2Chris Du Pond
22Lección 11: José – Moisés: Arqueología y Egipto. Parte 3Chris Du Pond

 

NUEVO CURSO DE APOLOGETICA CRISTIANA: APOLOGETICA ACCESIBLE

NUEVO CURSO DE APOLOGETICA CRISTIANA: APOLOGETICA ACCESIBLE.

Los que estamos familiarizados con la apologética en español sabemos lo difícil que es encontrar buenos recursos acerca de este tema en nuestro idioma. Sobre todo cuando se trata de un curso introductorio a la apologética cristiana.

Me complace compartir que acabo de terminar de revisar un material nuevo de apologética cristiana en español y estoy sumamente impresionado. El material es de alta calidad.smallbox_spanish

El autor del curso,  Mikel del Rosario, está ampliamente preparado. Estudió la Maestría de Apologética en la Universidad de Biola (la meca de la apologética en el mundo) y actualmente cursa un doctorado en el Seminario Teológico de Dallas.

REVISION:

El material puede ser descargado (en formato electrónico) del sitio de Mikel y contiene todo lo necesario para el maestro-facilitador y para el alumno en 5 lecciones de 90 minutos que se pueden dividir en 10 lecciones de 45 minutos.

Cada lección incluye lo siguiente:

  1. Una guía para el Maestro-Facilitador
  2. Una presentación completa y profesional en formato PowerPoint
  3. Material para promover la clase en media social o correo electrónico
  4. Una guía para el Estudiante
  5. Un documento pdf con las transparencias (dos transparencias por página)
  6. Licencia de uso

El material utiliza una secuencia lógica de estudio y está perfectamente anotado con referencias de los apologistas y eruditos más eminentes de nuestros tiempos. Las referencias y apoyo Bíblico son relevantes y entrelazan el material histórico-filosófico con la Palabra de Dios.

Toda clase de apologética básica debe poner en la balanza la evidencia más fuerte a favor del cristianismo y la objeción mas fuerte contra el cristianismo. En este caso, los temas son la resurrección de Jesús y el problema del mal (respectivamente).  El curso cubre ambas cuestiones.

Temario por clase:

Lección 1 – Introducción a la apologética cristiana: ¿Por qué defender la fe?

Lección 2 – La fe y la razón: ¿Cómo sé que el cristianismo es verdad?

Lección 3 – Evidencia a favor de Dios: ¿Dios es real?

Lección 4 – Realidad o ficción: ¿Puedo confiar en la Biblia?

Lección 5 – Muerto o vivo: ¿Jesús resucitó de los muertos?

El curso es adecuado para jóvenes o adultos, ya que cada lección permite y promueve la interacción, el uso de videos, actividades en grupo, ilustraciones, recursos mnemotécnicos, ejemplos de la vida real y anécdotas.

El costo del material es, al momento de esta revisión, de $97 Dólares. Esto puede parecer alto, pero para una clase de 15 personas el costo sería de aproximadamente $6.5 dólares. Realmente un precio muy adecuado dada la calidad del trabajo. Además de esto, la primer lección se puede descargar gratuitamente.

Me es imposible recomendar más ampliamente este curso para iglesias, grupos y células de estudio en casa. Mi iglesia se ha fortalecido por medio de la enseñanza de la apologética en medio de una sociedad cada vez más anti-cristiana y estoy convencido de que TU iglesia también será bendecida grandemente al aprender las razones y bases de nuestra fe.

Chris Du-Pond, M.A

 

¿Es el Jesús de la Historia también el Cristo de la Fe?

¡LIBRO GRATIS!

 

¿Es el Jesús de la Historia también el Cristo de la Fe?

Es un gusto compartir este libro del Dr. Gary Habermas en NUESTRO IDIOMA.

Uno de los eruditos más eminentes en cuestiones de la historicidad de Jesús. Este libro confronta con evidencia la pregunta, ¿Es el Jesús de la Historia también el Cristo de la Fe?

Muchos hoy en día piensan que no; que no sabemos mucho de Jesús (si acaso existió). El Dr. Habermas hace aquí un resumen de sus investigaciones acerca de Jesús.
El libro aborda las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué Opina la Corriente Principal de Eruditos acerca de las Conclusiones del Seminario de Jesús?
  2. ¿Es Creíble Pensar acerca de Jesús como Deidad; que la Resurrección de Jesús Realmente Sucedió?
  3. ¿Se Consideraba Jesús a sí mismo como Deidad? ¿Se designó Jesús a sí mismo como Hijo del Hombre o como el Hijo de Dios?
  4. ¿Hay alguna Base Histórica Sólida para Creer que Jesús Resucitó de entre los Muertos?
  5. Doce Hechos Históricos que Presentan un Fundamento Sólido para Creer que Jesús Vivió, Afirmó ser Deidad, Murió en una Cruz, y Resucitó.
  6. Uno de los Hechos más Polémicos de la Vida de Jesús—La Aparición a Sus Discípulos después de su Muerte.

LIGA:

http://www.garyhabermas.com/books/EvidenceBook/Habermas_Evidence-Spanish_E-Book_Final_1point0.pdf

Más recursos gratis del Dr. gary Habermas en inglés: http://www.garyhabermas.com/books/books.htm

Gracias a todos los que colaboraron con la revisión y retroalimentación, y al Dr. Habermas por confiarnos la traducción.

Por favor, ayúdanos a diseminar este libro.

GRACIAS!

‪#‎jesushistorico‬ ‪#‎resurreccion‬ ‪#‎hechosminimos‬ ‪#‎apologetica‬ ‪#‎habermas‬ #esceptico #escepticismo #escepticos

Falsos Maestros y los Apóstoles Modernos

Algunas personas me han criticado cuando denuncio por ahí a al algún falso maestro. La crítica no me preocupa ni tampoco me extraña. La crítica es algo que como cristianos debemos esperar, incluso de otros cristianos. Nuestro primer deber es la fidelidad a Dios, no a la gente, aunque servimos a la gente.

He recibido los insultos más rabiosos de algunos ateos que uno se pueda imaginar. También eso lo espero. Lo que sí me extraña en sobremanera es que las voces y predicadores que hablan la verdad del evangelio, que exponen a los falsos maestros, y que prediquen el evangelio puro sean tan pocos y vayan en retroceso, sobre todo en el mundo hispano. No se trata de hacer cacerías de brujas, sino de proteger a las ovejas y al mismo tiempo enseñar la verdad. Es por eso, que cuando hablo de algún falso maestro, muestro la evidencia cotejada a la luz de la Escritura. No es algo que tomo con ligereza.

Con todo esto, me pregunto:

¿Qué harían Jesús y los apóstoles en nuestro tiempo?

Aquí es cuando tanto cristianos como seculares sacan la carta del famoso ¡“No JUZGUES”!

Esto es lo que tengo que decir al respecto: Que contestar cuando te dicen que no juzgues.

Lo que es cierto es que debemos hacer lo que nos manda la escritura, no lo que sea popular o que la gente quiera escuchar.

Me da gusto que aun existen algunos valientes como Albert Mohler, presidente de la convención Bautista del Sur, que tienen la perspectiva correcta. Esto es lo que ha dicho al respecto:

“La iglesia de hoy no puede permanecer fiel si tolera a los falsos maestros y deja sus enseñanzas sin corregir y sin confrontar”.

¡Bravo Dr. Mohler! Ojalá más líderes en la iglesia pensaran igual y actuasen ante esto.

Los pasajes bíblicos que hablan de exponer falsos maestros son muy numerosos. El libro completo de Judas (hermano de Jesús) es una advertencia contra falsos maestros.

Pablo expuso a los falsos maestros incontables veces y enseño a su hijo espiritual, Timoteo, a hacer lo mismo:

“Al partir para Macedonia, te encargué que permanecieras en Éfeso y les ordenaras a algunos supuestos maestros que dejen de enseñar doctrinas falsas y de prestar atención a leyendas y genealogías interminables. Esas cosas provocan controversias en vez de llevar adelante la obra de Dios que es por la fe.  Debes hacerlo así para que el amor brote de un corazón limpio, de una buena conciencia y de una fe sincera”. 1 Timoteo 1:3-5

Pablo no tuvo problema en mencionar por nombre y a detalle a los falsos maestros.  Asi lo hace en el siguiente pasaje:

“Timoteo, hijo mío, te doy este encargo porque tengo en cuenta las profecías que antes se hicieron acerca de ti. Deseo que, apoyado en ellas, pelees la buena batalla y mantengas la fe y una buena conciencia. Por no hacerle caso a su conciencia, algunos han naufragado en la fe. Entre ellos están Himeneo y Alejandro, a quienes he entregado a Satanás para que aprendan a no blasfemar”. 1 Timoteo 1:18-20

Pablo dice que expongamos falsas enseñanzas:

“No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas”. Efesios 5:11

Pablo incluso maldice a los que predican “otro evangelio”:

“No es que haya otro evangelio, sino que ciertos individuos están sembrando confusión entre ustedes y quieren tergiversar el evangelio de Cristo. Pero aun si alguno de nosotros o un ángel del cielo les predicara un evangelio distinto del que les hemos predicado, ¡que caiga bajo maldición!” Gal. 1:7-8

ACERCA DE LOS APÓSTOLES MODERNOS

Pablo advierte también acerca de los “Falsos Apóstoles”. Hoy en día a muchos líderes religiosos les gusta llamarse “Apóstoles”.

Déjenme afirmar sin temor a equivocarme que los Apóstoles ya no están entre nosotros.

 Déjenme afirmar sin temor a equivocarme que los Apóstoles ya no están entre nosotros. Los Apóstoles fueron designados personalmente por Jesús en vida (los 12) o después de su resurrección (Santiago su hermano y Pablo).

Cuando muere Judas Iscariote, los apóstoles escogen a otro apóstol (Matías), y las condiciones para escoger a los candidatos fueron las siguientes:

“Por tanto, es preciso que se una a nosotros un testigo de la resurrección, uno de los que nos acompañaban todo el tiempo que el Señor Jesús vivió entre nosotros, desde que Juan bautizaba hasta el día en que Jesús fue llevado de entre nosotros.» Así que propusieron a dos: a José, llamado Barsabás, apodado el Justo, y a Matías”. Hechos 1:21-23

Reforzando esto, Pablo defiende su apostolado argumentando que su autoridad como apóstol viene de haber estado y visto a Jesús resucitado:

“¿No soy libre? ¿No soy apóstol? ¿No he visto a Jesús nuestro Señor?” 1 Cor. 1:9

Así que, si alguien se quiere llamar apóstol, tiene que ser testigo de la resurrección y haber sido designado por Jesús o haber sido discípulo de Jesús desde el principio de su ministerio. Hoy en día NADIE llena estos requisitos.

Con Juan murió el último apóstol. La escritura a nadie más le llama apóstol una vez que estos mueren ni tampoco lo hicieron ninguno de sus discípulos como Ignacio, Papías, Ireneo, Clemente de Roma, ni Policarpo. El nombre correcto y bíblico para un líder cristiano hoy en día es Epíscope (traducido como Supervisor u obispo), presbítero (anciano), diácono, o Pastor.

El denunciar a un falso maestro es bíblico. Jesús, los Apóstoles, y todos los líderes a través de la historia de la iglesia lo han hecho con el propósito de mantener la sana doctrina. Por algo Pablo y Jesús fueron tan serios con respecto a esto: hay vidas y almas eternas de por medio. ¡ESTO NO ES UN JUEGO!

Así que, al igual que los apologistas de antaño, los apóstoles, y Cristo mismo, seguiré defendiendo la sana doctrina y exponiendo a aquellos que predican otro evangelio aunque me cueste “likes” en facebook o finalmente, como dijo Atanasio, “aunque me quede solo contra el mundo”. Finalmente esto no es el foco de mi ministerio. Prefiero enseñar la verdad que denunciar el error.

Al mismo tiempo, ni yo ni ningún otro líder somos inmunes al error, y vaya que me he equivocado. Pero una cosa es caer en el error ocasionalmente o tener una herejía por omisión (sin querer o por ignorancia) y otra muy distinta es enseñar otro evangelio del que Jesús y los apóstoles establecieron. En ese espíritu, mis líderes y mi Pastor saben que tienen mi permiso y obligación de corregirme si creen que he caído en algún error doctrinal serio. Esa es la única forma en la que la verdadera iglesia de Cristo y el verdadero evangelio perdurarán hasta que Él venga.

Amen!

Entrevista, Mark Lanier: Uno de los Abogados Más Eminentes de EU defiende el Cristianismo

 

Recientemente tuve el privilegio de entrevistar a un excelente maestro de teología, autor, padre, esposo, y amigo que casualmente es también uno de los abogados litigantes más eminentes de Estados Unidos. No es sólo excepcional al defender a sus clientes en la corte, sino que también defiende su fe cristiana diariamente. Mark Lanier es abogado litigante y fundador del bufete de abogados que lleva su nombre. La revista U.S. News and World Report’s Best Lawyers lo ha nombrado en su lista de “Los Mejores Abogados en América” por nueve años consecutivos y en el 2013 como el mejor abogado litigante en América.

Su trabajo en la corte ha sido publicado en el “Wall Street Journal” y el “New York Times”, y frecuentemente es invitado a noticieros como CNBC y Fox Business News. Es el fundador de la Biblioteca Teológica Lanier y enseña teología avanzada en la iglesia Champion Forest Baptist Church en Houston, TX, también mi amada iglesia. Las clases de Mark se graban para el consumo público en www.biblical-literacy.org y personalmente tengo el privilegio de enseñar mucho de su material en español, disponible en www.veritasfidei.org/estudio. Mark es el autor del excelente libro, Christianity on Trial: A Lawyer Examines The Christian Faith [Cristianismo Bajo Juicio: Un Abogado Examina la Fe Cristiana].

Ahora, la disciplina de “dar razones” de la fe Cristiana es llamada apologética. Esta es una rama de la teología encargada de responder a objeciones o cuestiones relacionadas con el cristianismo para que la gente pueda comprender correctamente en mensaje del evangelio. En esta entrevista, Mark responde a preguntas relacionadas con la defensa racional del cristianismo y los métodos que el utiliza para enseñarla. ¡Que disfruten!

  1. ¿Por qué has decidido enseñar apologética a tus estudiantes?

ML: Creo que todos necesitan conocer las razones racionales detrás de su fe. Vivimos en un mundo que lanza granadas “educadas” contra los fieles, constantemente insinuando que la creencia en Dios y en la fe cristiana es solo para los poco informados, analfabetas, o gente que no quiere pensar. Los creyentes necesitan tanto poder aguantar estas críticas como responderlas para alcanzar a los perdidos.

  1. ¿Cómo es que enseñas apologética a tus estudiantes? (Esta es una pregunta de metodología)

Para mí, casi toda la enseñanza está ligada a la apologética. Uno podría compararla al concreto que une a los ladrillos de una construcción. Así que, me parece que casi cualquier cosa que enseño tiene relación con principios de apologética que tienen sentido en mi mente. Es fácil ligar casi cualquier enseñanza y mostrar cómo embona en la cosmovisión cristiana, la cual explica mejor el mundo y la forma en la que lo vemos y experimentamos. Mi enseñanza apologética no se centra en el debate de creacionismo vs. evolución, o tierra antigua vs. tierra nueva. Mi apologética es más bien presuposicional. Trato de explicar que tenemos preguntas importantes que merecen respuestas: ¿Por qué existe el bien y el mal de forma objetiva? ¿Por qué creo en el amor como algo más allá que una reacción química en el cerebro? ¿Por qué creo que la persona es más que un saco de químicos? ¿Qué cosa le da valor intrínseco al ser humano? (¿Por qué no somos todos caníbales?) La mejor explicación de la forma en que nos comportamos y la forma en que funciona el mundo es el que encontramos en una cosmovisión bíblica. Es una mejor explicación que otras alternativas. Es la cosmovisión consistente con la forma en que vive la gente. Aun no encuentro a algún ateo que pueda vivir consistentemente con su cosmovisión. Para tal caso, ¡aun no encuentro a alguno que quisiera!

  1. ¿Con qué frecuencia enseñas apologética y de qué manera?

Termino referenciando la apologética en casi todas mis lecciones, simplemente porque es un tema constante y parte de mi cosmovisión. Así que, en todas mis lecciones, trato de mostrar la forma en que la enseñanza es parte de una perspectiva aún mayor.

  1. ¿Cómo motivas a tus estudiantes a que les importe la apologética?

He descubierto que la motivación va de la mano con lo que les importa más. Ya sea alcanzar a un ser amado que esté cuestionando, o responder sus propias dudas y preguntas. La gente se motiva cuando es algo significativo o importante para ellos.

  1. ¿Te enfocas también a educar a los padres? ¿Si es así, cómo?

ABSOLUTAMENTE!!! La siguiente generación es siempre el reto más grande. Especialmente en la era del Internet en donde la gente se expone a más ideas que en otros tiempos; en donde el conocimiento es amplio pero poco profundo. Yo enseño a los padres que les es necesario dialogar con sus hijos, que necesitan ellos mismos saber porque creen y que necesitan hacer de esto un punto de conversación seria, aunque sus hijos no lo mencionen por sí solos.

  1. ¿Con qué barreras te has topado al tratar de enseñar apologética? ¿Cómo las has sobrepasado?

En realidad no me he topado aún con tales barreras afortunadamente.

  1. ¿Qué errores has cometido al enseñar apologética?

¡Los mismos errores que cometo al enseñar cualquier otra cosa! A veces no soy claro. A veces no he pensado las cosas a profundidad como debería. A veces he sido insensible a la perspectiva de las otras personas.

  1. ¿Qué recursos utilizas al preparar una clase con enfoque apologético?

Leo todo lo que me interese. Trato de resolver mis propias preguntas. Trato de interactuar con la mayor cantidad de gente y autores. Parte de mi gran “necesidad” al preparar una clase es la de descubrir la perspectiva de otros y su percepción de mis respuestas. Así me preparo para enseñar a la audiencia general con la que no he tenido interacción en persona.

  1. ¿Cuáles son las preguntas más importantes que los líderes de jóvenes necesitan considerar para equipar a sus estudiantes?

Hice una encuesta a 45 estudiantes de Universidad el año pasado. Esta clase era para estudiantes interesados en compartir su fe cristiana con otros. Uno pensaría que estos chicos están firmes en su fe si han tomado una clase electiva para compartirla. La encuesta fue anónima. Escribieron sus respuestas en papelitos respondiendo a lo que ellos consideraban como el reto más grande a su fe cristiana. Los resultados fueron sorprendentes. El grupo más grande se centró en la vieja y conocida pregunta: ¿Si Dios existe, porque existe el mal en el mundo?

  1. ¿Cuál es el enfoque de tu enseñanza y qué secuencia usas en el transcurso del año o en un plan de varios años?

Siempre es temático, y casi siempre textual. Más allá de ello varía grandemente y no lo puedo identificar en una respuesta corta.

  1. ¿Cómo incorporas la apologética en el gran plan maestro para desarrollar a tus estudiantes?

Siempre está en mi mente, así que siempre está en mi enseñanza. Solamente una vez en los últimos diez años he enseñado una serie específicamente de apologética. Simplemente se embona en todo lo que enseño. De esa manera, hago que también el estudiante lo incorpore en el diario vivir y en lo que son. Esto no se trata de un curso para aprender y retener una vez. Los retos contra la fe suceden a diario. Las defensas de la fe deberían suceder de igual manera.

Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo. 2 Cor. 10:5