La Singularidad de Jesucristo entre las Mayores Religiones del Mundo


 

!LIBRO GRATIS!


 

En nuestra cultura moderna, por lo general, al hablar de religiones en el mundo se considera intolerante decir que una es correcta y la otra es incorrecta. Se piensa que la religión es algo totalmente subjetivo y no se debe someter a un análisis evidencial. Se dice, comunmente, en redes sociales que,

“Buda no era budista, Mahoma no era musulmán, Jesús no era Cristiano. Ellos simplemente tenían al AMOR como su religión”.

¿Es esto consistente con un análisis histórico de estas religiones?

En este libro, el eminente Dr. Gary Habermas hace una comparación entre el cristianismo y las mayores religiones del mundo para contestar preguntas como:

¿Es el mensaje de Jesús similar al de Buda, Krishna o Mahoma?

¿Cómo sabemos qué dijeron y enseñaron los fundadores del Hinduismo, el Islam, el Cristianismo, etc…?

¿Que dicen las religiones en cuanto a los milagros?

¿Qué tan seguros podemos estar de la historicidad de las enseñanzas de estos líderes religiosos?

Finalmente, este libro muestra el lugar único de Jesús entre Mahoma, Buda, Krishna, Confucio y otros, usando un enfoque evidencial e histórico.
Para descargar el Libro gratuitamente, Dar click aqui.


 

Este libro es complementario al primer e-book del Dr. Habermas: ¿Es el Jesús de la Historia También el Cristo de la Fe?

¡Ayúdanos a compartir este material con todos tus contactos!

Copyright 2017 Gary Habermas & Chris Du Pond.

Esta obra puede ser distribuida exclusivamente sin cargo monetario y no se le puede asignar valor comercial bajo circunstancia alguna.

La Deidad de Cristo: Una Defensa. Parte 6/6

Jesus Comparte el Trono de Dios

En esta serie compuesta por 6 escritos, argumentaré, usando solamente datos históricos que incluso los eruditos escépticos aceptarían, que es posible formar un caso acumulativo demostrando que Jesús no sólo se consideró como igual a Dios por sus seguidores y la iglesia primitiva, sino que él mismo afirmó ser divino y actuó consistentemente con tal afirmación. 

En el escrito anterior argumenté que Jesús es Dios porque ejecuta los Actos de Dios.

En este último escrito, seguimos la misma línea, argumentando que Jesús es Dios porque Comparte el Trono de Dios:

Parte 6. Jesus Comparte el Trono de Dios

Históricamente hablando de Jesús, uno debe finalmente responder a una pregunta clave:

¿Por qué lo mataron?

¿Si fue una persona amorosa, carismática y sabia. entonces por qué terminó muerto como un común ladrón? La respuesta es relativamente sencilla: blasfemia. Y la blasfemia consistió en “ponerse a sí mismo en igualdad con YHWH”. Cuando Jesús perdona pecados (Mateo 9:3; Marcos 2:7; Lucas 5:21)  los escribas interpretan esto como un acto blasfemo. Esto lo podemos deducir a partir de sus preguntas,

“¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?”1

Los escépticos modernos pueden intentar suavizar el hecho de que Jesús se hizo igual a Dios, pero lo que es importante es la reacción de los judíos y escribas que se opusieron a Jesús y lo que ellos percibieron en aquél tiempo. Una muy clara auto-designación que Jesús usó que ameritaría la acusación de blasfemia fue el término “Hijo del Hombre”. “No sólo es ésta la designación favorita que Jesús usa para sí mismo según los evangelios, sino que el término ¡aparece en todos los estratos históricos en las fuentes de los evangelios!”2 No solamente ha quedado bien corroborado que Jesús usó este título para sí mismo, sino que por el “criterio de disimilitud”3 es virtualmente indiscutible que él usó este título para referirse a su persona.

¿Por qué el término “Hijo del Hombre” ameritaría una acusación de blasfemia? La respuesta está en Daniel 7:13-14. En este pasaje, el “Hijo del Hombre” es un personaje divino enviado por YHWH (el Anciano de Días). Este personaje divino es pre-existente y es enviado para iniciar “El Reino de Dios”. En Marcos 14:61-64 Jesús es acusado de blasfemia (y el sumo sacerdote rasga sus vestiduras) después de este intercambio:

“¿Eres Tú el Cristo (el Mesías), el Hijo del Bendito?” La respuesta de Jesús fue suficiente para meritar la pena de muerte: “Yo soy; y verán al HIJO DEL HOMBRE SENTADO A LA DIESTRA DEL PODER y VINIENDO CON LAS NUBES DEL CIELO”.

Jesús aquí hace varias afirmaciones que podrían ser interpretadas como blasfemia individualmente: (1) la afirmación “YO SOY” (Ego eimi), (2) la auto-designación “Hijo del Hombre” (3) sentado a la diestra del poder, y (4) venir en las nubes del cielo. El Dr. Gary Habermas sintetiza la situación:

Ahora bien, ¿qué provocó al sumo sacerdote?…En este pasaje de Marcos 14, Jesús respondió, Ego eimi, diciendo “Yo soy el Hijo de Dios”. Luego dijo que, como Hijo de Hombre, estaría sentado a la derecha de Dios y vendría con las nubes del cielo. Así que Jesús afirmó ser el ser pre-existente que vino del Anciano de Días para establecer el Reino de Dios. También usó la frase enigmática, “viniendo en las nubes”. Esa frase es usada con frecuencia en el Antiguo Testamento como referencia a Dios. Pero los eruditos a menudo concuerdan que haber afirmado el sentarse a la diestra de Dios fue la declaración más seria y blasfema de todo el pasaje.

El sumo sacerdote respondió casi como si hubiera estado esperando largamente, o quizá con la esperanza entrañable, de algo tal como esta afirmación tan clara. En términos contemporáneos, en lugar de rasgarse las vestiduras, pudo haber respondido con un enérgico puño al aire, seguido de algo como, “Excelente, ahora sí lo agarramos. Morirá por esto”.4

Conclusión

Aunque es cierto que Jesús parece que nunca enunció las palabras “Yo soy Dios” o “Yo soy Divino”, ciertamente podemos derivar tales conclusiones por la forma en que fue percibido, sus palabras, y la manera en que condujo su vida. Después de todo, poco se necesitaría decir “soy chef” si en su lugar mostramos destreza con cuchillos de cocina, profundo conocimiento de ingredientes y técnicas culinarias, y soy dueño de un restaurante en el que preparo platillos exquisitos día tras día. Con Jesús tenemos un fenómeno similar: hemos mostrado—usando datos aceptados por eruditos escépticos—que Jesús comparte los Honores, Atributos, Nombres, Actos, y el Trono de Dios todopoderoso. Con estos datos establecidos—como evidencia acumulada—la conclusión es clara: Jesús se consideró a sí mismo divino. Esto fue algo con lo que sus seguidores estuvieron de acuerdo, y sus enemigos implícitamente admitieron ese hecho al declararlo un blasfemo y merecedor de la pena de muerte clavándolo en una cruz. Las implicaciones para nosotras son tremendas, dada la sobreabundante evidencia a favor de su resurrección.5 No solo afirmó ser Dios sino que dejó evidencia de ser quien dijo ser al resucitar de entre los muertos. Ahora la pregunta es:

¿Eres capaz de confiarle tu vida? La elección final es tuya…

  1. Ibid., 2670. Kindle.
  2.  Estas fuentes tradicionales de los evangelios son las siguientes: (1) El evangelio de Marcos; (2) “M”—es el material especial que incluye Mateo pero que no se encuentra en otro evangelio; (3) “L”—es el material especial exclusivo en Lucas; (4) el evangelio de Juan; (5) el documento enigmático de “tradiciones” que los eruditos críticos denominan “Q”, que incluye todo el material contenido tanto en Mateo como en Lucas, pero que no se encuentra en Marcos. Habermas, The Historical Jesus, 34.
  3. Esta es una prueba de historicidad para algún dicho de Jesús. La prueba indica que una enseñanza de Jesús se puede aceptar con confianza como histórica si no fue tomada de los judíos, y la misma enseñanza no fue usada en la iglesia primitiva. Ambos términos, “Hijo del Hombre” e “Hijo de Dios” cumplen con tal prueba. Ibid.
  4. Ibid., 38.
  5. Christophe A. Du-Pond, “Resurrección de Jesús”, Blog Personal http://veritasfidei.org/resurreccion-de-jesus/, (visitada Noviembre30th, 2015).

ESTUDIO: Jesus. Hombre, Mito o Mesías

¿Existió Jesus?
¿Si es asi, dijo ser Dios?
¿Hay evidencia alguna de que resucitó o se necesita fé ciega?
¿Hay que abandonar la razón para creer en la resurreccion?

Estas preguntas las abordamos en esta serie.

JESUS: HOMBRE, MITO o MESÍAS

#1TítuloOradorEstudioPresentaciónAudioVideo
1JESÚS: HOMBRE, MITO o MESÍAS Parte 1Chris Du Pond
2JESÚS: HOMBRE, MITO o MESÍAS Parte 2Chris Du Pond
3JESÚS: HOMBRE, MITO o MESÍAS Parte 3Chris Du Pond

Respuestas Cortas 18: “¿Descendió Jesús al Infierno Después de su Muerte?”

.
En esta serie, vamos a desarmar objeciones cortas al Cristianismo/Dios con respuestas cortas.1

OBJECIÓN: “¿Descendió Jesús al Infierno Después de su Muerte?

RESPUESTA:  Antes de contestar, déjeme aclarar que no hay nada herético al afirmar que Jesús haya “descendido” al infierno. Después de todo, Jesús es Dios y puede bajar a donde quiera y Dios mismo sostiene la existencia misma del infierno y es creación suya.

De hecho, ha habido debates en la iglesia en cuando a esto. Un pasaje interesante relacionado es 1 Pedro 3:18-19:

Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios. Él sufrió la muerte en su cuerpo, pero el Espíritu hizo que volviera a la vida. Por medio del Espíritu fue y predicó a los espíritus encarcelados, que en los tiempos antiguos, en los días de Noé, desobedecieron, cuando Dios esperaba con paciencia mientras se construía el arca.

Yo personalmente me apego a la interpretación que, si Jesús en verdad bajó al hades, no fue para predicar el evangelio para salvación sino como declaración universal de su victoria sobre la muerte y la justicia del castigo venidero a los que no creyeron (de ahí la referencia a los que desobedecieron en tiempos de Noé).

Ahora, existen algunos falsos maestros muy famosos de la corriente de “Palabra de Fe” (Word of Faith) que afirman que la obra redentora de Jesús no se completó sino hasta que Jesús bajó y sufrió en el infierno por nuestros pecados. Esto no ha sido de ninguna manera sujeto de debate en los 2000 años de la historia de la iglesia. Por ejemplo, Joyce Meyer afirma que Jesús pagó por nuestros pecados en el infierno, bajo el tormento de Satán y sus demonios y que uno debe creer esto, o de lo contrario no es salvo.2

Esta es una enseñanza herética que no tiene soporte bíblico. Juan 19:30 afirma que cuando Jesús murió exclamó, “Todo se ha cumplido” o en otras traducciones, “consumado es”. Esto es en el griego, “τετελεσται” (tetelestai), que conlleva el significado de consumación perfecta sin necesidad de agregar nada.  El trabajo de Jesús fue completo y el negar esto es restar al sacrificio más grande en la historia. Es justo debatir si el espíritu de Jesús bajó al hades o no en el tiempo que estuvo en el sepulcro. Lo que no es sujeto al debate es la consumación del sacrificio en la bendita cruz del calvario.

 

  1. Respuestas Inspiradas por el Apologista Cristiano Douglas Groothuis
  2. Meyer, The Most Important Decision You Will Ever Make: A Complete And Thorough Understanding Of What It Means To Be Born Again (Tulsa: Harrison House, 1991), 35-36 (emphasis in original). The 1996 version of this booklet contains slightly different wording, but essentially the same message:

    “Jesus paid on the cross and went to hell in my place….God rose up from His throne and said to the demon powers tormenting the sinless Son of God, ‘Let Him go.’ Then the resurrection power of Almighty God went through hell and filled Jesus….His spirit went to hell because that is where we deserved to go.” See Meyer, The Most Important Decision You Will Ever Make: A Complete and Thorough Understanding of What it Means to be Born Again (Tulsa: Harrison House, 1996, 5th printing), 41-43.

Respuestas Cortas 6: “No necesito religión, porque soy buena persona”

.
En esta serie, vamos a desarmar objeciones cortas al Cristianismo/Dios con respuestas cortas.1

OBJECIÓN: “No necesito religión, porque soy buena persona”

RESPUESTA¿Pero bajo que estándar te consideras bueno? Tal vez usando un estándar humano, pero ¿Está tu conciencia completamente limpia? ¿Qué tal si todas la palabras y acciones de tu vida hubiesen sido grabadas y ahora mismo le damos “play” de nuevo a tu película? ¿Las aprobarías todas siendo honesto? El estándar de Jesús es éste: Ama a Dios con todo tu ser y a tu prójimo como a ti mismo. ¿Qué tan bien hemos cumplido con esto–cualquiera de nosotros? Debido a que Dios es santo (perfectamente bondadoso en todos aspectos), no puede ignorar las infracciones de la ley. Todos somos culpables ante los ojos de Dios. Pero El, en Su misericordia, ha hecho provisión para el ser humano al enviar a Jesús al mundo a vivir una vida sin error, a morir una muerte sin igual, y le resucito de la muerte para probar su supremacía. Este Jesucristo nos busca a todos para llamarle Maestro y a recibir perdón incondicional y la vida eterna.

  1. Respuestas Inspiradas por el Apologista Cristiano Douglas Groothuis

Resumen de Fuentes Antiguas no Judias Sobre Jesús

Hagamos ahora un resumen de las dos antiguas fuentes gentiles que se discutieron las dos últimas publicaciones. Esto incluyó Luciano de Samosata [L] y Mara Bar-Serapion [M].

  1. Jesús era adorado por los cristianos. [L]
  2. Jesús introdujo nuevas enseñanzas a Palestina. [L]
  3. El fue crucificado por sus enseñanzas. [L]
  4. Los cristianos creían que todos los creyentes eran hermanos. [L]
  5. Ellos creen que esta hermandad surgió en el momento en que la conversión toma lugar. [L]
  6. Además, esto ocurre después de negar falsos dioses. [L]
  7. Estas enseñanzas incluyen adorar a Jesús, y [L, M]
  8. Vivir de acuerdo a sus leyes. [L, M]
  9. Luciano se refiere a Jesús como un “sabio” que, en un contexto griego sería equivalente a un “hombre sabio” o “filósofo”. [L, M]
  10. Los cristianos eran seguidores de Jesús. [L]
  11. Los cristianos creían ellos mismos que eran inmortales. [L]
  12. Los cristianos aceptaron las enseñanzas de Jesús por fe. [L, M]
  13. Los cristianos practicaban su fe al prescindir las posesiones materiales. [L]
  14. Los cristianos tenían “libros sagrados” los cuales eran frecuentemente leídos. [L]
  15. Cuando algo afectada su comunidad, no escatiman sin ningún problema, ningún gasto. [L]
  16. Debido a esto, fueron aprovechados por estafadores. [L]
  17. En dos ocasiones se le llama rey de los Judío. Esta es tal vez una referencia a la propia enseñanza de Jesús acerca de sí mismo o de la notificación publicado sobre su cabeza en el titulus mientras él estaba en la cruz. [M]
  18. El castigo que los Judíos recibieron fue el resultado de su ejecución de un hombre inocente. [M]

Por Shawn White
Enlace Original
Traducido por Miguel R.