Jesús y los años perdidos: ¿Viajó Jesús a la India en su Juventud?

Jesús y los años perdidos: ¿Viajó Jesús a la India en su Juventud?

Los evangelios son las biografías más antiguas que tenemos de Jesús. Sin embargo estas se enfocan principalmente en los últimos 3 años de su vida y ministerio.

Este “hueco” histórico ha dado pie a la especulación y ahora con la abundancia de redes sociales, las ideas se propagan como fuego en pastizal seco.

Una de las teorías es que Jesús estuvo en la India (o en el Tíbet) durante algún tiempo y luego volvió a Jerusalén lleno de sabiduría oriental. ¿Qué evidencia existe al respecto?

Veamos:

  1. La información histórica más cercana a los hechos de la vida de Jesús enseñan que éste creció en Israel. La evidencia que tenemos implica que Jesús estuvo con su familia en Nazaret como se esperaría de un joven judío:
  • “…y llegó y habitó en una ciudad llamada Nazaret, para que se cumpliera lo que fue dicho por medio de los profetas: Será llamado Nazareno” (Mateo 2:23).
  • “Y descendió con ellos y vino a Nazaret, y continuó sujeto a ellos. Y su madre atesoraba todas estas cosas en su corazón. Y Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia para con Dios y los hombres” (Lucas 2:51-52).
  • Estos dos pasajes preceden inmediatamente al relato de Juan el Bautista, dando a entender que el bautismo de Jesús fue el siguiente evento de importancia en su vida. Si Jesús hubiese ido al oriente esto sería una pieza de gran importancia teológica e histórica de su vida que difícilmente se habría ignorado. Esto es especialmente cierto ya que el viaje de Jesús a Egipto en su niñez es incluido.
  • Otras referencias de la vida de Jesús nos dicen que la gente de Nazaret se sorprendía de la sabiduría de Jesús cuando predicaba. La implicación es que Jesús creció entre ellos como un muchacho judío normal. En particular les sorprendió el énfasis mesiánico de su ministerio ya que constituyó un elemento nuevo de enseñanza:

“Y todos hablaban bien de El y se maravillaban de las palabras llenas de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José? (Lucas 4:22).

 

“Y llegando a su pueblo, les enseñaba en su sinagoga, de tal manera que se maravillaban y decían: ¿Dónde obtuvo éste esta sabiduría y estos poderes milagrosos? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿Dónde, pues, obtuvo éste todas estas cosas? (Mateo 13:54-56).

  • Si Jesús hubiese estado ausente en la India, seguramente la gente de Nazaret habría especulado que su sabiduría la obtuvo en sus largos viajes. Esto nos lleva al siguiente punto:
  1. El costo en tiempo y dinero para emprender un viaje a la India reducen las probabilidades de que este haya sucedido drásticamente. Este tipo de viaje habría sido extremadamente difícil para un joven judío. Para darnos una idea simple: la distancia entre Tel-Aviv y Nueva Delhi es de 5000 kilómetros. Un adulto joven viajando en un camino romano en aquel tiempo podría viajar unos 30 kilómetros. Suponiendo el máximo de 30 kilómetros por día (y esto implica buenos caminos en todo el trayecto lo cual es inverosímil) le habría tomado 167 días a Jesús llegar a Delhi a pie. Siendo realista, un viaje de este tipo habría tomado más o menos un año. Dado que Jesús vino de una familia pobre, financiar este viaje habría sido prácticamente imposible.
  2. La cultura gentil era repugnante para los judíos. En el siglo I, la relación entre judíos y gentiles era estrictamente limitada. La cultura no-judía era repugnante para un hebreo. Jesús habría tolerado muy poco el vivir entre adoradores politeístas de ídolos en la India.
  3. Jesús enseño judaísmo, no hinduismo. La teología de Jesús es completamente contraria a la teología oriental y en específico a la hindú. Su teología estaba arraigada por completo al concepto hebreo de un solo Dios. Jesús se refirió al Antiguo Testamento indicando su respeto a la Ley y los profetas del Dios de Israel. De hecho, mantuvo la ley de forma impecable y jamás cito literatura Hindú o los Vedas. Para una clase acerca del hinduísmo, ver esta lección.
  4. Finalmente, no hay una sola pizca de evidencia histórica que muestre que Jesús fue a la India. Los “documentos” que dicen que Jesús estuvo en India se basan en mensajes psíquicos (por ejemplo, El Evangelio de Acuario de Jesús el Cristo y los escritos de Edgar Cayce) que por cierto se contradicen unos a otros. La única supuesta evidencia histórica que hay fue supuestamente vista por Nicolas Notovich en 1887 en un monasterio en Tibet. El supuesto pergamino que menciona a un tal profeta Issa nunca ha sido encontrado y los monjes que supuestamente lo tenían niegan tener conocimiento alguno ya sea del pergamino o del tal Notovich.

Así que podemos concluir confiadamente que la evidencia indica que Jesús nunca estuvo en la India y aquellos que afirmen lo contrario pueden ser confrontados con una simple pregunta: ¿qué evidencia histórica tienes al respecto?

Artículo basado en parte del artículo de Greg Koukl, Jesus’ Missing Years.