Nuestro Viaje a África: Enseñando de la Resurrección, Aprendiendo el Verdadero Cristianismo

Esta entrada también está disponible en: Inglés

=Follow/Sigueme=

FacebooktwitterrssyoutubeinstagramFacebooktwitterrssyoutubeinstagram

=Share/Comparte=

FacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Justo regreso de un viaje misionero de una semana a Mozambique, Sureste de África. Este viaje me ha impactado en formas que voy a tratar de describir aquí con el propósito de que a ti también te impacte, aunque sea un poquito, y te motive a pensar en el evangelismo en el mundo.

Tuve el privilegio de ser parte de un equipo de 18 personas de mi iglesia, Champion Forest Baptist Church, en Texas para visitar la capital de Mozambique: Maputo. Nuestro líder, el, Pastor Esteban Vázquez nos advirtió al inicio del viaje que esta experiencia nos cambiaría la vida. Creo que subestime la magnitud del impacto que África tendría en mi.

Llegué con la meta de enseñar acerca de la evidencia histórica a favor de la Resurrección de Jesús usando el método de los hechos mínimos, desarrollado por el Dr. Gary Habermas—a quien tuve el honor de tener como profesor de cátedra en el 2013. Katya, mi querida esposa, estuvo enseñando y liderando talleres de arte y diferentes actividades en distintas iglesias. Otro equipo estuvo enfocado a bendecir a los niños de un orfanato, enseñar música, arreglar instrumentos y equipo de sonido, etc. Todo esto coordinado por Cynthia Martinez. Una chica apasionada por África y el Evangelio–veterana de misiones en África.

El primer día conocimos a una persona fenomenal. El Pastor Francisco Vieira esta en las líneas del frente de evangelismo en la capital de Mozambique: Maputo. Vive ahí con su esposa Claudia y sus dos pequeños (Joao y Tamara). Con su sonrisa contagiosa y personalidad amistosa pretende continuar ganando a África para Cristo, paso a paso (como lo ha hecho ya los últimos 5 años). Ese es el lema de su organización: “Caminha Africa” o “Caminando en Africa”.Franciscocaminhaafrica1

Hay numerosos retos a los que se enfrentan misioneros como Francisco en Mozambique. Mozambique ganó su independencia en 1975 y una subsecuente guerra civil (1977-1992) dejó al país arruinado. La mayoría de la población es musulmana o Católica Romana. El resto es evangélico/protestante/pentecostal. Aquí el problema es más bien simple: el verdadero cristianismo es una rareza. El catolicismo del país se ha entremezclado con el misticismo y la brujería. La Iglesia Universal del Reino de Dios[1] (fundada por el millonario Edir Macedo) es muy popular en Mozambique pero desafortunadamente esto es difícilmente una denominación cristiana sino una secta que promueve el evangelio de la prosperidad. Por si fuera poco, hay mucha corrupción en el gobierno, no hay democracia, más del 10% de la población tiene SIDA (#5 en el mundo), epidemias de malaria suceden frecuentemente, secuestros de extranjeros para pedir rescates, sequías severas, etc, etc,. La lista de males es interminable…

Y aun así, existen aquellos hombres y mujeres obedientes a la cruz de Cristo para ir a esos lugares a atender las necesidades materiales y espirituales del pueblo africano–olvidando su propia comodidad–pero sobre todo, para traer el verdadero mensaje del evangelio a los perdidos.

La estrategia del Pastor Francisco consiste en alcanzar al pueblo Mozambicano por medio de su recién fundada Iglesia Bautista  y eventualmente con una escuela donde se podrán educar a los futuros pastores y teólogos de Maputo.

La estrategia del Pastor Francisco es la de alcanzar al pueblo Mozambicano por medio de su recién fundada Iglesia Bautista  y eventualmente con una escuela donde se podrán educar a los futuros pastores y teólogos de Maputo. También tiene el proyecto de alcanzar a lideres claves en la sociedad (una estrategia que utilizo el Apóstol Pablo en sus viajes misioneros) para impactar a la sociedad desde arriba.

Este es el medio en que mi esposa y yo pasamos una “semana de misiones”. Antes que nada, me gustaría aclarar algo que escuche de mi amigo, el Pastor Esteban Vazquez. 

Aquellos de nosotros viviendo vidas relativamente cómodas en América y que visitamos África por una semana no somos misioneros. No merecemos usar tal nombre.

Aquellos de nosotros viviendo vidas relativamente cómodas en América y que visitamos África por una semana no somos misioneros. No merecemos usar tal nombre. El honor será dado eventualmente a aquellos cristianos anónimos que dieron su vida y seguridad–y la seguridad de sus hijos–para emprender el negocio de ganar almas. ¡Una sociedad con Dios mismo! Tuve la bendición de pasar algunos días con las fuerzas especiales de la élite cristiana en la líneas enemigas. Tratando con los enfermos, los huérfanos, los olvidados, los poseídos por demonios, los corruptos, los incrédulos, los musulmanes. Para ellos esto es cosa de todos los días. Es una guerra interminable contra la maldad en su forma más pura.

Como ya mencione, impartí 3 clases acerca de la Evidencia Historica de la Resurreccion en una iglesia local y al seminario teológico de Maputo. Lo que ahí encontré no fue algo que pude haber imaginado. Los estudiantes estaban deseosos de estudiar, sedientos y atentos. Sus ojos brillaban con anticipación conforme les mostraba el material. Eran como esponjas deseando conocimiento de Cristo. !Y eran brillantes! Una estudiante, Catarina, es doctora; otra dama esta encargada de servicios alimentarios para todo Mozambique; vino una madre soltera, madre de 4–administradora del orfanato–tomando una “Chapa”–un sistema de taxi local en el queChapa_transporte la gente prácticamente tienen que pelear por su lugar–por mas de hora y media para asistir a la clase. Y la lista sigue. De hecho, la madre de 4 me dijo hoy mismo que un viento fuerte había volado el techo laminado de su casita. Sus hijos están bien, sin embargo este es el tipo de vida de la mayor parte de África. Ellos fueron mis estudiantes.

Y así, ahí me encontraba frente a ellos con el pastor Francisco como mi traductor, pensando que mucho les enseñaría acerca de la resurrección. Pero conforme progresaron los días, algo en mi comenzó a cambiar. Es difícil describirlo, pero comencé a ver a la gente mozambicana bajo una luz distinta. Dejaron de ser mis estudiantes” y se volvieron lo que C. S. Lewis llamaba “inmortales”. Los roles, por decirlo así, se intercambiaron y me convertí en el aprendiz:

“No existe la gente ordinaria”, Escribió C. S. Lewis, “Ustedes nunca han hablado con un mero mortal. Las naciones, culturas, civilizaciones, artes–estas son mortales, y sus vidas son para la nuestra como la vida de un mosquito. Pero son seres inmortales con los que bromeamos, trabajamos, nos casamos, rechazamos y explotamos–horrores inmortales o esplendores sinfín.”

Mientras más conocía a la gente mozambicana me encontré asintiendo con Lewis:

“La persona menos interesante con la que puedas hablar podría ser un día una creatura que, si la vieras ahora, estarías fuertemente tentado a adorarla, o de otra forma, un horror y corrupción que solo encuentras en tus peores pesadillas (si acaso). Todo el día estamos, en cierto grado, ayudándonos unos a otros a uno de estos destinos…”

Para ser un misionero, un evangelista, un verdadero cristiano, necesitamos ver a nuestro prójimo como esplendores sinfin. Es mi esperanza y oración, que la gente con la que interactué haya sido acercada a ser un esplendor inmortal con el conocimiento de la resurrección. Por otra parte, aprendí mucho de ellos. Aprendí…

…que se necesita muy poco para subsistir y aun así tener una sonrisa en tu rostro.

…que nos hemos hechos esclavos de nuestros deseos y deseamos cada vez mas.

…que corremos el peligro de perder el verdadero evangelio de Jesús y remplazarlo con una versión barata del evangelio de la prosperidad: carente de la sufrida cruz y la esperanza de la Vida Eterna.

…que la adoración en una cuestión del corazón. No una cuestión de voz, o instrumentos, o aun de música.

…que No soy misionero. No merezco el honor de ser llamado así.

…que los lenguajes del amor y de Cristo son universales.

…que el abrazo de un cristiano mozambicano es la forma de afecto más sincero que he recibido en mucho tiempo. .

…que los niños mozambicanos tienen una de las risas mas contagiosas .

…que aquellos que recibirán las coronas mas preciosas en el cielo no son necesariamente aquellos cristianos que pertenecen a las grandes iglesias, o cantantes cristianos populares, o los mejores oradores, o aquellos con la mejor doctrina. Aquellos con las coronas mas grandes serán los cristianos anónimos dispuestos a darlo todo, incluyendo sus vidas, para la causa de Cristo.

…que tengo aun mucho que aprender.

…that tengo aun mucho que dejar.

…that tengo aun mucho que hacer.

Cuando me embarqué en esta aventura hace poco mas de una semana, pensé que cambiaría a África, al menos en una forma minúscula. Cuando mi semana terminó me di cuenta de lo muy equivocado que estaba: África me había cambiado a mi…en gran manera…

—Como puedes ayudar?

  1. Ora por los misioneros y pastores locales como el Pastor Francisco y sus familias.
  2. Dales palabras de Animo.
  3. Considera Donar para su Causa. Te sorprenderías de saber lo mucho que una pequeña contribución mensual puede hacer.

—-Algunos momentos claves en nuestro viaje:

Clase Diplomas Resurreccion

La clase de La Resurrección luego de recibir sus certificados.

clase

El Pastor Francisco y un servidor exponiendo la introducción a los hechos mínimos de la resurrección.

timeline

Para explicar lo cercando del credo de 1 Corintios 15:3 a la crucifixión, hice una línea de tiempo como suele hacer el Dr. Gary Habermas.

Ju_jitsu

El Pastor Francisco utiliza el Jiu-Jitsu Brasileño (sin filosofía oriental) para alcanzar a la comunidad local. Soy el que está en uniforme negro.

Comida

Esto fue un platillo especial para los nenes del orfanato en Machava: dos pececillos fritos, arroz y ensalada.

Salon

Salón de clases en el orfanato.

Seminary

Entrada al Seminario Teológico en Maputo.

maputo-cenc3a1culo1

Esta es la denominación más numerosa en Maputo: La Iglesia Universal. Desafortunadamente es una secta que promueve el evangelio de la prosperidad.

Sunset

Puesta del sol en Maputo en nuestro ultimo día. Vista desde el segundo piso del Seminario Teológico.

[1] Este es un movimiento controversial basado en Brasil. El movimiento usa también el nombre “Para de Sufrir”. Promueve las llamadas declaraciones positivas con énfasis particular en dar ofrendas para recibir “bendiciones” monetarias y “curaciones”. Esta “iglesia” simplemente promueve el evangelio de la prosperidad.

=Follow/Sigueme=

FacebooktwitterrssyoutubeinstagramFacebooktwitterrssyoutubeinstagram

=Share/Comparte=

FacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: