Asesinatos en Francia: Islam Radical y Cristo

Esta entrada también está disponible en: Inglés

=Follow/Sigueme=

FacebooktwitterrssyoutubeinstagramFacebooktwitterrssyoutubeinstagram

=Share/Comparte=

FacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Asesinatos en Francia: Islam Radical y Cristo

Articulo original del Dr. Bill Brown

El asesinato en Francia de 12 personas en un ataque a la revista satírica parisina Charlie Hebdo ha vuelto a realzar la evaluación del islamismo radical. Por su parte, el mundo occidental ha contraatacado mostrando su apoyo a la libertad de expresión, dado que este incidente está destinado precisamente a eliminar tal libertad (ver #jesuischarlie –“Soy Charlie” en Twitter).

Lo interesante aquí es que un clérigo en Londres, Anjem Choudary, declaro muy claramente que los empleados de Charlie Hebdo se ganaron sus propias muertes. Aquí parte de su artículo:

Contrariamente a la creencia popular, el Islam no significa paz sino más bien significa sumisión a los mandatos de Alá exclusivamente. Por lo tanto, los Musulmanes no creen en el concepto de libertad de expresión, dado que su expresión y acciones están determinados por revelaciones divinas y no basadas en deseos personales.

Aunque los Musulmanes no estén de acuerdo en cuanto a la idea de libertad de expresión, aun los no-musulmanes que afirman dicha libertad entienden que viene aunada a ciertas responsabilidades. En un mundo cada vez más inestable e inseguro, las consecuencias potenciales provenientes de insultar al Profeta Mohammed son bien sabidas por Musulmanes y no-Musulmanes por igual.

Los musulmanes consideran que el honor y respeto hacia el profeta Muhammad es más sagrado que el de sus propios padres o el de sí mismos. Defender dicho honor es considerado una obligación para ellos. El castigo estricto—si alguno es declarado culpable—bajo la sharia (ley islámica) es la pena capital implementada por un Estado Islámico. Eso es debido a que el Profeta Mohammed ordena: “Mata a todo aquel que insulte al Profeta”.

Sin embargo, dado que el honor del Profeta es algo que todo musulmán desea defender, muchos toma la ley en sus propias manos, como vemos regularmente.

Dentro de las democracias liberales, la libertad de expresión tiene salvaguardas y leyes contra la incitación a la violencia.

La verdad es que gobiernos del oeste frecuentemente sacrifican libertades y se hacen cómplices cuando se trata de tortura y técnicas extremas de interrogación bajo el pretexto de salvaguardar la soberanía y seguridad nacional.

Así que, en este caso, ¿por qué es que el gobierno Francés permitió a la revista Charlie Hebdo continuar con sus provocaciones a los musulmanes poniendo en riesgo la seguridad y santidad de sus ciudadanos?

Ya es hora que la santidad y seguridad del un Profeta reverenciado por un-cuarto de la población mundial sea protegida.

__________________________________________

La cosmovisión del islamismo radical es terrorífica porque nace del miedo y la debilidad. Es ilusorio pensar por un momento que el asesinato de aquellos que hablan en contra del “honor del Profeta” muestra algún tipo de nobleza y carácter.

Cristo nunca exigió que su “honor” fuese protegido. Él le ordenó a Pedro bajar su espada cuando trato de defenderlo (Juan 18:10-11). Advirtió a sus discípulos que el mundo le aborrecía y que estuviesen listos para ser tratados con el mismo odio (Juan 15:18-25).

El único pasaje en donde Jesús lidia remotamente con la cuestión del “honor” es cuando expulsa a los cambistas de dinero del templo (Juan 1:13-17). Ellos estaban profanando la santidad del templo explotando a la gente que había venido para adorar. Habían convertido la casa de Dios en una “cueva de ladrones”. Volcó las mesas, esparció las ovejas y corrió a los vendedores de palomas. Aún en su enojo, los sinvergüenzas no perdieron nada. Pudieron recoger su dinero y acorralar a los animales. Incluso las palomas quedaron a salvo.

Cualquier religión (incluyendo el Cristianismo) que necesite forzar a sus miembros a la obediencia y amenazar al resto tiene más convivencia con el fascismo que cualquier otra ideología.

La hermosa realidad es que la historia del cristianismo está llena de aquellos que alguna vez hablaron violentamente contra Cristo y posteriormente, sobrecogidos por su gracia, lo adoptaron como Salvador. Comenzó con el Apóstol Pablo y continúa hasta nuestros días.

Napoleón una vez lamentó que, aunque pudo conquistar al mundo por la fuerza, Jesús conquistó al mundo con amor. Dios es paciente y perseverante aún con el crítico más cínico y hostil.

Agradezco vivir en un país con libertad de expresión. Que la gente desacredite, deshonre, ofenda y mal represente a Cristo todo lo que quiera [Dios mismo nos da esa libertad y cada quien responderá por sus actos ante El]. Es un país libre y Dios no necesita de mi ayuda para mantenerse en el trono de honor.

Amén!

=Follow/Sigueme=

FacebooktwitterrssyoutubeinstagramFacebooktwitterrssyoutubeinstagram

=Share/Comparte=

FacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: