El Suero (SERUMM) de la Verdad contra el Relativismo

Esta entrada también está disponible en: Inglés

=Follow/Sigueme=

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeinstagramFacebooktwittergoogle_plusrssyoutubeinstagram

=Share/Comparte=

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Dr. Clay Jones – Departamento de Apologética.
Universidad de Biola
Articulo original usado con permiso.

Hoy en día, constantemente escuchamos enunciados como, “Eso es tu verdad”, “Esa es TU realidad”, “¿Quien eres tú para Juzgar?” Tristemente esto es un síntoma de una enfermedad del pensamiento llamada relativismo. El relativismo es la creencia que no hay verdades o realidades absolutas o moralidad objetiva. En resumen, el relativista cree que tú tienes tu verdad y yo tengo la mía y que no existe la verdad con “V” mayúscula.1 Esta enfermedad del pensamiento esta tan arraigada en la sociedad que de acuerdo con estadísticas del grupo Barna solo una tercera parte de los adultos creen en verdad absoluta [objetiva]. 2

Desde luego esta enfermedad no es nueva. Cuando Jesús le dijo a Pilato que venía “para dar testimonio a la verdad” Pilato preguntó “¿Qué es la verdad?” (Juan 18:37-38). En realidad los romanos eran sincretistas—no tenia problema en adorar otros dioses. Como indica Frances Shaffer, los Romanos no odiaban a los cristianos por adorar a Jesús—los Romanos odiaban a los cristianos porque adoraban solamente a Jesús.

Igualmente, hoy, los relativistas ignoran a los cristianos aparentes que no creen que el cristianismo es más cierto o verdadero que cualquier otra religión. Los relativistas aceptan estos cristianos-sin-verdad a brazos abiertos. Lo que irrita a los relativistas es que los verdaderos cristianos afirman que el cristianismo es VERDAD y otras religiones son falsas. Esta creencia no es solo poco popular, sino que ha llevado a la muerte a miles de cristianos a través de los siglos.

Esto es de suma importancia para nuestro evangelismo porque si antes de comenzar a testificar no lidiamos con la enfermedad del relativismo, entonces escucharán nuestra proclamación del evangelio como algo que “funciona para mí” en “mi realidad” y que en sus mentes es tan carente de verdad como los unicornios rosados.

Afortunadamente, los síntomas del relativismo son obvios. Aquellos bajo su control recitan sentencias como, “eso es tu verdad”, “esto es mi realidad” o “quien eres tú para juzgar”. Cuando me topo con estas personas—lo que ha sucedido en numerosas ocasiones—les doy lo que he denominado mi SERUMM (Suero) de la verdad.

Pero antes de explicar el acrónimo, necesito explica la ley de la no-contradicción, la cual es el fundamento de la lógica. La ley de no-contradicción afirma que X no pude ser no-X en el mismo sentido y al mismo tiempo. Sentencias contradictorias no pueden ser verdad. En otras palabras, no puedes tener un(a) día/noche, caliente/frio, adentro/afuera en el mismo lugar al mismo tiempo y en el mismo sentido. No puedes tener un auto rojo incoloro o un triangulo con dos lados. Tampoco un cuadrado circular porque los cuadrados tienen líneas paralelas y esquinas, cosa de la que los círculos carecen.

Los círculos cuadrados y autos rojos incoloros en lógica se denominan incoherencias auto-referenciales. En cuanto las mencionas se auto-refutan. Por ejemplo, si escribo “no existen frases en castellano de más de cuatro palabras”, sería una declaración auto-referencialmente incoherente porque es una declaración en castellano de más de cuatro palabras.

Algunos tratan de salirse de la lógica afirmando algo así como que la “lógica es occidental”. Lo que pasan por alto es que la declaración “la lógica es occidental” de hecho afirma la ley de no-contradicción porque afirma que la lógica es una cosa específica y no otra cosa: es “occidental” más “no oriental”. Esto afirma la ley de no-contradicción.  Ravi Zacharias tiene una historia acerca de su almuerzo con un profesor de filosofía. Este profesor elocuentemente disertaba acerca de la ley de no contradicción llegando eventualmente a la siguiente conclusión: “Esta lógica de [uno U otro] es la forma occidental de ver la realidad….El verdadero problema es que estás viendo esta contradicción como un occidental cuando que lo deberías ver como un oriental. El “esto y otro” es la forma oriental de ver la realidad…”.3

Luego de elaborar estas dos idea acerca de la lógica [uno U otro] y la lógica [uno Y otro] por algún tiempo y avanzando en su verborrea afirmando que NO debemos estudiar la verdad como occidental sino como oriental finalmente le pregunte si podía interrumpir por un momento para hacer una pregunta. Accedió poniendo su lápiz sobre la mesa.

Le dije, “Señor, me está usted diciendo que cuando estudio hinduismo debo usar exclusivamente la lógica [uno Y otro], o nada, es decir, debo usar la lógica occidental  [uno u otro]? Al darse cuenta de su error, el profesor echó la cabeza hacia atrás y afirmó: “la lógica [uno U otro] parece resaltar…”

“Desde luego que sobresalta”, le dije, “y de hecho, aun en la India volteamos a ver ambos lados de la carretera—porque lógicamente o pasa el autobús O pasa uno [uno U otro] mas no ambos.”

¿Ve usted el error que estaba cometiendo el profesor? Estaba tratando de usar lógica [uno U otro] para intentar demostrar la lógica [uno Y otro]. Mientras más trata uno de de eliminar la ley de no contradicción, mas se afirma a sí misma.4

Con esto en mente, revelemos lo disparatado del relativismo—que la verdad o realidad objetiva no existe—inyectándole el SERUMM (suero) de la verdad. El acrónimo SERUMM nos explica seis cosas acerca del relativismo.

S          Se auto-refuta

E          Enaltece la maldad

R         Realza el Racismo

U          Ultimadamente Hipócrita

M          Moralmente Estancado

M          Mente Cerrada

Se Auto-Refuta

El primer problema con el relativismo es que se auto-refuta. ¿Por qué? Porque el afirmar que no existe la verdad objetiva es una verdad objetiva.

Un día en la universidad estaba esperando el inicio de una clase cuando escuche detrás de mí a alguien decir, “¡Puedes tener sexo con quien quieras!” Esto me llamo la atención. Al voltear vi a un sujeto decirle a una atractiva compañera rubia: “es verdad: tu puedes inventar tus propias reglas y tener sexo con quien quieras.” Inmediatamente me introduje en la conversación y dije, “creo que entiendo lo que dices. Estas diciendo que tú tienes tu verdad y yo tengo my verdad y tu verdad no es mejor que mi verdad y mi verdad no es mejor que tu verdad, así que por lo tanto no hay verdad con V-mayúscula. ¿Verdad?

El contestó (complacientemente), “Es Verdad.”

“¿Estas absolutamente seguro?” Le pregunté.

El dijo: “Si, ¡estoy seguro!”

“¡Entonces existe la verdad absoluta!” Exclamé.

El inmediatamente señalo el reloj y de prisa dijo, “¡ya va a comenzar la clase!”

Y la rubia le dijo, “¡te pillaron!”

He contado esta historia muchas veces porque ilustra el problema más serio con el relativismo: el afirmar que no hay verdad objetiva es el afirmar una verdad objetiva. Es triste considerar que la mayoría de los occidentales creen en algo que finalmente se auto-refuta tan pronto como se escurre de sus labios.

Enaltece la Maldad

El segundo problema con el relativismo es que enaltece la maldad y con eso me refiero a que el relativista, para ser consistente, no puede condenar o enjuiciar las maldades más horrorosas. Esta es la pregunta clásica que les he hecho a muchos relativistas: ¿es objetivamente malo torturar bebes como pasatiempo? Greg Koukl tiene una variante de la pregunta: “¿es malo patear bebes en las calles como diversión?” Y la respuesta de los relativistas siempre es la misma: “¡Oh, que horrible, eso no me gusta!”

Yo: “No te estoy preguntando si te gusta la idea. No te estoy pidiendo que me digas algo acerca de tus sentimientos. Estoy preguntando que si es objetivamente malo torturar bebés como diversión.”

Relativista: “¡Oh, que horrible, eso no me gusta!”

Yo: “De nuevo, no te estoy preguntando si en tu realidad  o personalmente no te gusta, te estoy preguntando que si es objetivamente perverso.”

Relativista: “¡Bueno, que pregunta tan tonta!” (He escuchado esto muchas veces y usted la escuchara también).

Yo: “Es una simple pregunta y no la puedes contestar.”

Relativista: “¡Oh, que horrible, eso no me gusta y es una pregunta tonta!”

Yo: “Es una pregunta simple con una respuesta de ‘SI’ o ‘NO’—puedes contestarla.”

Relativista (dócilmente): “Bueno, no puedo decir objetivamente que en la realidad de todos sería malo torturar a un bebe como diversión.”

Yo: “¿Ya viste a donde te lleva tu filosofía? ¡No puedes ni siquiera condenar la mayor maldad en el mundo!

¿Qué pasa aquí? Hay un dicho árabe que dice que si dejas a un camello meter la cabeza en la tienda, pronto va a querer meterse por completo. Aquí es que se dan cuenta que sí admiten lo obvio—que siempre es perverso y malo para toda persona en todo tiempo y en todo lugar el torturar bebes por diversión—entonces sería como dejar que el camello meta la cabeza, ya que yo diré algo así como, “Bueno, acabamos de descubrir una verdad objetiva que no depende de tu realidad, veamos si podemos encontrar otras. Y así podemos continuar y pronto el relativista se encuentra durmiendo junto a un camello apestoso.

Realza el Racismo

El tercer problema con el relativismo es que realza el racismo, y esto se deriva lógicamente del punto anterior.

Yo: “¿Fue acaso absolutamente perverso que los Nazis asesinaran a los Judíos?”

Relativista: “¡Oh, que horrible, eso no me gusta!”

¡Y aquí vamos de nuevo! En serio, he tenido esta conversación un sinnúmero de veces. Cuando presiono al relativista, finalmente admiten, tristemente, “¡no puedo decir que fue objetivamente perverso que los nazis mataran a los Judíos”! Eso es depravado, ¿cierto?

Hace tiempo enseñaba una clase de introducción a la apologética Cristiana en Los Ángeles formada casi en su mayoría por afro-americanos. Bueno, resulta que esta mujer de color, profesional, atractiva, comenzó a discutir conmigo afirmando que la verdad objetiva no existe. A esto pregunte, “¿No crees que fue objetivamente perverso que los americanos esclavizaran a los africanos?”

Ella contesto, “Bueno, yo entiendo como una joven mujer blanca, en el sur, podría pensar que no fue malo.”

Tuve que conceder que se necesitan muchas agallas para afirmar en un aula llena de gente de color que no fue objetivamente malo que fueran esclavizados por los blancos. ¿Por qué dijo ella este disparate? Porque se dio cuenta (al igual que todos los relativistas) que si cedía en un solo punto que su filosofía de vendría desplomando al piso (ella cambio de parecer al final del curso, por cierto).

El relativismo, es de hecho el mejor amigo del racista.

Ultimadamente Hipócrita

El cuatro problema, y esto sorprende a muchos relativistas y no-relativistas por igual, es que el relativismo es ultimadamente hipócrita. Esto parece ser contra-intuitivo porque la afirmación del relativista por excelencia es que “aceptan” a todos y “no juzgan” a nadie. Pero resulta que los relativistas solamente aceptan a otros relativistas. Todos los que afirman la verdad objetiva son, a su parecer, “¡hipócritas legalistas que juzgan y son intolerantes!” Usted escuchado esto antes ¿cierto?

Usted puede llevar esto a sus últimas consecuencias. La próxima vez que alguien le diga, “No debes juzgar a otros,” pregúntele, “¿es eso tu sistema de valores morales? “ Ellos asentirán. “¿Entonces quieres decir que está mal que yo diga lo que dije?” Aquí es donde se dan cuenta que están en problemas. Hay otros ejemplos de cómo desenmascarar su hipocresía y les invito a leer el libro Relativism: Feet Firmly Planted in Mid-Air por Frank Beckwith y Greg Koukl.5

Cuando llegué inicialmente a la Universidad de Biola, daba una clase donde los estudiantes tenían que entregar un escrito en diferentes etapas de desarrollo y uno de los estudiantes decidió defender el relativismo en su escrito. En una de sus entregas le puse una nota “¡Vas a reprobar la materia!” (No estoy inventando). A la hora del almuerzo llegó enfurecido a verme. Yo le conteste, “¿Pero porque te molesto mi nota? Esta es mi realidad y la forma en que mi comunidad toma el concepto de verdad. ¿Por qué no vas a tu comunidad en tu realidad y les dices a todos que reprobar quiere decir “fantástico” en realidad?” Hasta hoy no sé si estuvo de acuerdo conmigo o simplemente mintió para pasar la materia, pero finalmente decidió no defender el relativismo en su documento final. El relativismo se siente cómodo hasta que eres tú el corneado por el mismo. He aquí un ejemplo en el que Deepak Chopra es tomado infraganti en este tipo de hipocresía.

Moralmente Estancado

El quinto problema es que el relativismo estanca la moralidad. Con esto quiero decir que el relativista nunca puede afirmar una mejora en la moralidad. Por ejemplo, pregunte a un relativista si un hombre es más moral ahora que ha dejado de golpear a su mujer e hijos. ¡No se ponen de acuerdo! Esto es más chiflado que el lobo de Tasmania en crack, pero eso es lo que el relativista consistente se ve forzado a conceder. Pregúntele, “¿Es América mas moral ahora que ha dejado de esclavizar africanos? ¿Es Alemania mas moral ahora que ha dejado de matar judíos?” ¡No se pueden poner de acuerdo! Esta es interesante: pregunte a un relativista, “¿crees que puedes mejorar moralmente?” ¡No lo pueden afirmar objetivamente!

Mente Cerrada

Finalmente, el relativismo promueve una mente cerrada. Esta declaración pone en shock a los relativistas que afirman ser de mente abierta. ¿Pero que tan abierto de mente eres cuando no crees que verdades morales son mas verdaderas o falsas que otras verdades morales? En otras palabras, todo estatuto moral es igualmente verdadero e igualmente falso. Después de todo, si no hay objetividad moral, entonces no tiene caso descubrir cuáles son estas verdades morales. Como dice Allan Bloom en su libro The Closing of the American Mind: “Hay una cosa de la que un profesor puede estar absolutamente seguro: casi todo estudiante que entra a la Universidad cree, o dice que cree, que la verdad es relativa. Si esta creencia es puesta a prueba, uno puede contar con la reacción de los estudiantes: se quedaran sin entender. El que alguien no pueda discernir esta proposición como evidente los confunde como si estuvieran cuestionando la validez de 2 + 2 = 4… El peligro es que se les ha inculcado a temer, no al error sino a la intolerancia. El relativismo es necesario para ‘ser abierto’; y esta es la virtud, la única virtud a la cual las instituciones de educación primaria se han dedicado a inculcar por más de 50 años… El estudio de la historia y la cultura enseña que todo el mundo estaba loco en el pasado; la gente siempre pensaba tener la razón, y eso llevo a guerras, persecuciones, esclavitud, xenofobia, racismo y chauvinismo. El punto no es el de corregir los errores y realmente tener la razón; sino mas bien el negar que tienes la razón del todo.6

¿Debemos entonces examinar las raíces del anti-semitismo, esclavitud, opresión a la mujer? ¿Pero para que si nada de eso esta objetivamente mal? No tiene sentido el tener cursos de ética o discusiones acerca de la ética. Se terminó la clase! Las palabras “bien”, “mal”, “bueno”, “malo”, “moral”, “inmoral” y otras pierden significado. No tendría sentido discutir si está mal pilotear un 787 en las torres gemelas, manejar un autobús de escuela en el monte, o hacer una operación quirúrgica en estado de ebriedad. Así que el relativismo se auto refuta, enaltece el mal, realza el racismo, es ultimadamente hipócrita, moralmente estancado, y de mente cerrada. Debemos eliminarlo con extremo prejuicio.

¿Ahora, por que debería alguien creer que el cristianismo es objetivamente verdad? Porque la evidencia apunta a que Jesús realmente resucito de entre los muertos. ¡Esto es un hecho histórico!

Después de escuchar que sus creencias morales, y realidad, tienen tanto sentido como un mosquitero en la estación espacial, el relativista podría simplemente replicar, “Oh, que conveniente para ti, Clay, que el cristianismo es una religión de varones occidentales blancos y sucede que tu eres un varón occidental blanco.” Pero eso simplemente es una gran confusión. Si abres un mapa verás que el cristianismo es una religión del medio oriente. También, en el libro Their Blood cries Out (Su sangre clama), Paul Marshal indica que el cristianismo “llegó a África antes que a Europa, India antes que Inglaterra, China antes que América. Tres-cuartas partes de los cristianos del mundo viven en el tercer mundo.”7 También mas gente atendió servicios dominicales en China que en cualquier otro país de Europa combinado—Inglaterra, Francia, España, Portugal, Suecia, Noruega, Holanda, etc. Y no solo es esto cierto de China, esto es verdad en África y Sudamérica. Mas personas no-blancas son cristianas que blancos y más mujeres son cristianas que hombres. Así que cuando vemos todo en su conjunto resulta que soy adherente a una religión de no-blancos, tercermundista y de mujeres en su mayoría.

Proverbios 21:2: “Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones.” Amén.

  1. Estoy en deuda con mi primer profesor de filosofía, el Sr. Graham por esta corta definición
  2. http://www.barna.org/barna-update/article/12-faithspirituality/325-barna-studies-the-research-offers-a-year-in-review-perspective?q=absolute+truth
  3. Por “uno y otro” el profesor quería decir que en el oriente aceptan la ley de no-contradicción pero al mismo tiempo la rechazan!
  4. Ravi Zacharias, Can Man Live Without God? (Nashville: W Publishing, 1994), 128-129.
  5. Francis J. Beckwith and Gregory Koukl, Relativism: Feet Firmly Planted in Mid-Air (Grand Rapids: Baker, 1998).
  6. Allan Bloom, The Closing of the American Mind (New York: Simon and Schuster, 1987), 25-26
  7. Paul Marshall, Their Blood Cries Out (Dallas: Word, 1997), 7-8.

=Follow/Sigueme=

Facebooktwittergoogle_plusrssyoutubeinstagramFacebooktwittergoogle_plusrssyoutubeinstagram

=Share/Comparte=

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

6 thoughts on “El Suero (SERUMM) de la Verdad contra el Relativismo”

  1. ¿Cuál “evidencia apunta a que Jesús realmente resucito de entre los muertos. como un hecho histórico?

  2. Excelente, gracias por esta “munición ” para cuando debata con relativistas, eso sí, algunos enlaces ya no funcionan :(.

  3. Siempre tuve esto en mente pero me requeria un esfuero ordenar ls ideas, ahora con tu explicación sé que no estaba del todo perdido en mi defensa de la fé, la moral y la verdad absoluta.

Leave a Reply to Hector Barba Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: